espectaculos

Martes, 23 de diciembre de 2008

LITERATURA

Los acontecimientos culturales

- Festival Internacional de Literatura en Buenos Aires, Filba. Pablo Braun, director del festival y dueño de la librería Eterna Cadencia, lo eligió como uno de los acontecimientos de este año “porque se habló de literatura, o de algo similar, por unos cuantos días, y tuvo una difusión grande para lo que es un evento de esas características”. Washington Cucurto también optó por el festival, pero subrayó una crítica: “Todas las actividades deben ser gratis y no unas sí y otras no, como sucedió. De lo contrario, mucha gente se pierde la posibilidad de oír a Pedro Lemebel o a Mario Bellatin y a tantos otros. Y los autores se pierden de encontrarse con sus lectores”.

- El surgimiento de Carta Abierta: “Tras larguísimos años de ‘siesta académica’, un amplio sector de gente de la cultura, mostrando reflejos que estaban adormecidos, advirtió la ofensiva ‘destituyente’ y se reunió para volver a pensar políticamente el país, América latina, el mundo, su propio papel como intelectuales. Es un paso”, opina Alberto Szpunberg.

- El nacimiento de nuevas editoriales: Francisco Garamona, poeta y editor de Mansalva, dice que en estas editoriales que han surgido en todo el país “se está produciendo la literatura del futuro”. Damián Ríos recuerda la “discontinuación” de la producción de libros de Interzona como un acontecimiento de signo negativo. “Esto de la edición de literatura es un tema en el que todos los actores debiéramos sincerarnos. No se puede bancar un proyecto editorial en el que un éxito de ventas implica tres años y 1500 ejemplares, en el mejor de los casos. Exportar es difícil, editar es muy caro; las buenas librerías que podrían vender estos libros, con buenos argumentos, prefieren vender lo que importan de España y compran en firme y no lo que se produce acá y se consigna. Hay, en Argentina, excelentes profesionales de la edición y muy buenos escritores y traductores.”

- Las repercusiones que tuvo la muerte de José Luis Mangieri: “Constituyen, para mi sorpresa y agrado, una de las pocas cosas serias que ocurrieron en materia cultural –plantea Jorge Fondebrider–. Fue realmente conmovedor ver hasta qué punto su presencia iba más allá de la mera edición de libros y cómo en todos los foros se alzaron voces para lamentar su muerte y para celebrar su vida”.

- Las jornadas Ficción y Memoria Histórica, organizadas por María Moreno en el Centro Cultural Haroldo Conti, ex Esma. Luis Gusmán advierte que fue un ámbito donde se pudo hacer un “sitio a la memoria”.

- Aniceto, de Leonardo Favio. “Es una muestra de que un artista y su obra, cuando valen, perduran en el tiempo, se reinventan y vuelven”, opina Claudia Piñeiro.

- Yo no fui (Asociación Civil y Cultural sin fines de lucro que trabaja en las cárceles de mujeres de Ezeiza y con las mujeres que han recuperado la libertad): “Nos plantea y recuerda la necesidad y compromiso permanente que deberíamos tener en la recuperación y reconocimiento de las personas que cometen delitos”, señala Gustavo López.

- El ciclo de Conciertos de Música Contemporánea. Oliverio Coelho dice que es una de las grandes oportunidades que hay en Buenos Aires para escuchar música contemporánea. “Igual que otros años la programación no defraudó, aunque tampoco se destacó por su osadía.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.