las12

Viernes, 29 de abril de 2005

La cabeza en sus manos

Por M.D.

Hay algo más arriesgado y la vez tentador que ir a la peluquería? ¿No es maravilloso pensar que el tiempo se detiene por unas horas, y que también por unas horas, a la salida de ese antro de frivolidad, una puede ser otra y distinguirse en las vidrieras como una espía? Después, es probable, el pelo vuelve caprichoso a sus modos habituales, sea cual sea el corte que haya intentado domarlo. Y una sentirá que fue en vano, que la única manera es volver a la peluquería como quien vuelve a la fuente de la vida, o quien se anima a preguntarle al oráculo ¿podré transformarme una vez más? ¿Hay algo más allá de este casco rebelde que queda sobre la frente después de la ducha? Mujeres de todas las épocas, desde Cleopatra en adelante, saben del poder alquímico que tiene el pelo, de cuántas cosas se pueden enmascarar con unos toques de color y otros de tijera. Cambiar es cambiar el pelo, ningún cambio de vestuario será suficiente si no se acepta el desafío de ponerse en manos de alguien más, alguien con el saber suficiente como para que el color se acomode a la piel y el corte resista una semana, cuando menos, lejos de las manos mágicas del peluquero. Y qué bien lo saben Fabio Alessio y Pablo Fernández, los Peluqueros Contemporáneos, qué bien saben distraer a quien teme por su cabeza, chusmeando sobre novedades de televisión y otras naderías del mundo del espectáculo, necesarias para crear el ambiente en el que cualquiera puede sentirse una estrella. Colores duraderos, cortes que respetan tanto la textura del pelo como el deseo de quien lo lleva –al fin y al cabo, es una la que tiene que ir por la vida con ese corte–, buena onda y mucha paciencia, es decir, todo lo que se necesita para ir a la peluquería y entregarse sin más a las artes de los magos.

Peluqueros Contemporáneos, Tucumán 1514, 4371-2913.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.