las12

Viernes, 13 de julio de 2012

MONDO FISHION

Predicciones de moda

 Por Victoria Lescano

Vestida con zapatillas grises, un vestido de algodón en otra variante de gris, una chaqueta bordó al tono de sus gafas, el pelo corto y como único ornamento una casi imperceptible cadena de oro, la experta francesa en tendencias Pascaline Wilhelm proclamó el miércoles 4 de julio en San Pablo los pronósticos de moda en cuanto a textiles y a colores para el invierno 2013, agrupados en tres ejes temáticos: “Historias del tiempo”, “Historias de aventuras” e “Historias de sensaciones”. Y acorde con cada uno de ellos, su discurso puso énfasis en tramas textiles y en posibles relatos de moda reflejando las siguientes premisas:

“Construir situaciones de moda que reflejen un nuevo paisaje donde se fusionan el pasado y el futuro, pero –advierte una y otra vez– sin caer en recursos de la estética vintage, y diseñando un escenario alejado de la vida cotidiana, con recursos decorativos intrépidos.”

“Al tiempo de trazar un relato y la carta de colores previa a una colección, buscar modos de editar el exceso de información que provoca al actual infoobesidad implícita en los nuevos modos de la comunicación.”

“Cultivar siluetas extremas, hacer un ejercicio de cut and paste (cortar y pegar) de épocas y de estilos en una misma prenda, con absoluta libertad creativa.” (Y como demostración de materiales y texturas que abrigan tales tendencias aludió a los aterciopelados, las sedas, pero con hilos despeinados; los suéteres gigantes con texturas acolchadas y con relieves en 3D, los denims que esculpen el cuerpo y las telas reversibles.)

La escena y los enunciados transcurrieron en el contexto de Première Brasil, la feria textil realizada en la ciudad de San Pablo, y donde la directora de moda de Première Visión (el más influyente de los seminarios de tendencias del segmento textil con enfoque en tejidos, hilos, fibras, diseño textil y accesorios, que dos veces al año se realiza en Francia y otros países con fuerte tradición textil, como los Estados Unidos, China y Rusia, y que recientemente estableció alianzas con Brasil) ofició como principal y codiciada oradora en el auditorio ante expertos en indumentaria y en textiles, y también frente a un grupo de periodistas y de compradores latinoamericanos invitados por TexBrasil, el Programa Brasileño para la Exportación.

Entre las proyecciones y referencias visuales que ilustraron los pronósticos de Pascaline, asomaron gobelinos, ñandutíes y crochets resignificados y en versión high tech. El desfile de imágenes se inició con un cara construida en papel que recordó técnicas de origami y prosiguió con una escultura rizoma con curvas, trazadas por el artista italiano Enzo Guaricci, y un cúmulo de papeles blancos que caían frente a un edificio antiguo donde se recreó la celebración de una reunión, en alusión a un ritual pagano: ¡la celebración del papel ante tanta profusión de lenguaje digital y de tablets!

La experta continuó con la alusión a “Historias de aventuras” y otros postulados para el invierno 2013, valiéndose de la imagen de una ciudad maqueta adosada a un poste de metal –obra del artista Johan Thornquvist– y de la consigna “Transitar la ciudad como un espacio de aventura, acercarse a los espacios naturales y buscar nuevos modos de vestimenta, ya con algodones y con paños nobles combinados con dobles caras –una vez más la idea de lo reversible–. Unas y otras llevarán uso y abuso de collages y de grafismos”.

La carta de colores es el punto más codiciado de las presentaciones –es conocido en la escena de la moda que Première Visión anticipa los colores que estarán en boga para la industria–. En Brasil, el dossier con la carta de colores cotizaba alrededor de 400 reales, pero los asistentes acreditados a la feria podían ver además las representaciones de gamas cromáticas, materiales, avíos y ornamentos hechos con los materiales de la industria local desde una puesta en escena ad hoc, ideada por la arquitecta Lena Pessoa.

PLACERES DE COLORES

Se pronostica el uso de sombras suaves –construidas con gris y con bordó al gris en azulados, multicolores oscuros–, del negro o preto al violeta y el borravino, bicolores heráldicos, la gama “vivacidad picante”, que surgen de un arco iris ficticio que va del gris al rosa dior y el azulino (no es casual que en la semana de Alta Costura de París, que transcurrió también a inicios de julio, Raf Simons, el nuevo diseñor de Christian Dior, recurrió a gamas de azules y de rosas en su abordaje de la estética New Look).

Diría también Pascaline, ya fuera del auditorio, “que el vintage y las citas constantes al pasado reciente no proponen desafíos estéticos, además de que las texturas suelen ser poco amables”. Y que el animal print le parece “horrible, pero que los industriales recurran una y otra vez al recurso porque tiene bajos costos de producción”. Además de ensayar un manifiesto pasional vinculado a lo textil, “Situar el corazón y los sentimientos en el centro de la escena y dejarse llevar por las tentaciones”, hizo una alusión claramente psicodélica: “Dejar volar la imaginación hacia realidades nebulosas, con juegos de espejos surrealistas, respetando las distorsiones suaves, los placeres táctiles y reflejados en texturas de fieltros, lanas vaporosas, las estampas florales y vegetales, y los teñidos coloreados de modo tal que luzcan cual si mal teñidos”.

Las predicciones volvieron a resonar cada vez que el visitante ingresaba en algunas de las cajas blancas, iluminadas por spots a tono y que contenían las propuestas de los 139 expositores referidas a telas planas y de punto, lanas, encajes, seda, moda playa, lencería, jeanswear, hilos, fibras, botones y avíos. De las flores tropicales y elegantísimas, reinterpretadas por la firma inglesa Liberty, pasando por la tradición en tejidos de Cedro –con fabulosos jeans en colores reversibles–, al revival del plush o un minucioso relato de la ingeniera textil de la firma Dalila, referida al último grito de la moda y el protocolo implícito en la industria textil: el reciclaje es demodé. La novedad alude al cuidado de recursos hídricos, porque ahora cada planta posee “estaciones de tratamiento del agua” que separa los residuos, para que el agua pueda volver a ser reutilizada.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.