las12

Viernes, 13 de julio de 2012

MUSICA

Desde el horno

A dos años del lanzamiento de su primer disco La hija del Loco, que la apuntalara como abanderada femenina de la nueva generación del rap argentino, Sara Hebe quiere retruco.

 Por Miss Bolivia

Acaba de editarse Puentera, el segundo trabajo discográfico generado y coproducido de modo ciento por ciento independiente por Sara Hebe junto a Ramiro Jota, su compañero en el estudio y la tarima.

Si bien Puentera continúa ubicando al rap como médula indiscutible y plataforma creativa a la hora de componer, la paleta estilística de este nuevo disco atraviesa una vasta pluralidad que va del reggae a la cumbia y del dancehall al drum’n’bass, sirviéndose de una habilidad métrica ostensible que se combina ingeniosamente con recursos poéticos en sus diversas claves, elevando la dosis de sagacidad, crudeza y realismo.

¿Estamos asistiendo a una transformación del estilo?

–El estilo está en constante movimiento. Yo hago rap, y si bien en el disco hay matices de cumbia, de canción o reminiscencias del universo electrónico, lo mío está situado en el interior de esta búsqueda, pero siempre desde la diversidad como punto de partida. Lo que hacemos no es purista, y estamos generando un espacio en construcción. Siempre fui muy esquizofrénica musicalmente, y ese rasgo se potenció con el micrófono. También tengo marcas musicales como individuo y como hija de una generación: escuchar Intoxicados, Charly García, estudiar teatro, baile, murga porteña, sobrevivir al menemismo, fueron todos detalles que de a poco orientaron mi tránsito e identidad musical hacia lo que hoy se expresa en el disco. Y esas coordenadas que te marcan, también te roban, te contaminan y pueden dejarte bien frito. Entonces entra en juego el desafío de la creatividad, que tiene que ver con lo que una es capaz de hacer con eso que te toca: si vas a comer mierda o si la vas a transformar en pregunta; si vas a dejar saquearte, o si te vas a poner en acción. Es a través del desplazamiento y la transformación que yo practico el rap como deporte de altura.

¿Cuál es la postal de Puentera?

–Son postales urbanas de la vida real. Si el contenido del disco anterior había sido más visceral y vomitivo, en eso tuvo mucho que ver mi urgencia por decir. Podría afirmar que en Puentera traté de pensar un poco más. Hablé del bar, de la noche, de las drogas y el alcohol, del consumo de información, de las tierras, el agua, la minería. Esta vez hablé de amor, del romántico y del jodido. No obstante, la crítica social y la propuesta de resistencia son imperativas y pueden entrelazarse en una trama poética a la vez que política, yendo y viniendo rizomáticamente de lo bello a lo crudo sin que en el trayecto se caigan los anillos.

¿Qué es “puentear”?

–Puentear es una palabra “rocha”, y es un verbo que implica la acción de arrancar un motor sin tener la llave. También es saltearse a alguien o a algo en el transcurso de un proceso. “Puentear” es trazar puentes: entre corazones, entre tribus, estilos y maneras de pensar. Un tronco puede hacer de puente para cruzar un arroyo, y un disco puede abrir cabezas y a la vez puentear la estructura, el manager y la discográfica. Y si le sacás la e, aparece “Puntera”.

El disco tiene 15 temas y va revelando a medida que avanza, una radiografía musical, sincera y atrevida de la mano de Sara Hebe, mientras dispara sin desperdicios una instantánea de la sociedad argenta desde la perspectiva de una rapera sub-30: “Son las preguntas que me hago todos los días, y si no me las hiciera, tampoco escribiría”. El primer corte, “Otra vez (cruzar)”, con flamante videoclip, evidencia la línea antiheroica que atraviesa Puentera de cabo a rabo: “Otra vez me vuelvo a equivocar / voy por el camino que no tenía que caminar”. Y prosigue: “Soy la peor y por eso nadie me puede imitar”, “Lo malo de la noche es que termina; lo malo de la vida es que te arruina”. A veces hay metáfora, y a veces metralleta.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.