las12

Viernes, 13 de julio de 2012

ESCENAS

Ser y obra

Un informe sobre la banalidad del amor, de Mario Diament, se estrenó en 2009 y actualmente se presenta a sala llena. Alejandra Darín –como Hannah Arendt– y Osmar Núñez –como Martin Heidegger– están tan enamorados del espectáculo que lo seguirían “hasta el fin del mundo”.

 Por S.J.

Manolo Iedvabni ha dirigido unas ochenta puestas a lo largo de su vida. Entre ellas, él mismo destaca Conversación en la casa Stein sobre el ausente Sr. Von Goethe, a cargo de Ingrid Pelicori; Tres mañanas, de Mario Cura, o Una bestia en la luna, sobre el genocidio armenio. Además ha realizado numerosas obras de Bertolt Brecht, especializándose en este autor. Un informe... recorre la intimidad de los amantes Arendt y Heidegger (grandes pensadores del siglo XX) que en sus cinco encuentros tendrán como contexto el nazismo en sus comienzos, su apogeo y su posterior caída (abarcando encuentros entre 1925 y 1950). Iedvabni arriesga que es una obra donde se plantean consecuencias, pero aclara que si él pudiera realizar una metáfora más amplia que la del nazi y la judía hablaría del amor, del amor erótico, el amor a las ideas y las contradicciones probables de cualquier pareja. “Yo creo que se proyectan muchas cosas, más allá del nazismo o del antisemitismo.”

El autor, Mario Diament, aplica la ironía en el título de la obra vinculado con el concepto de la banalidad del mal introducida por Hannah Arendt en su libro Eichmann en Jerusalén. Para Iedvabni, ese pequeño sarcasmo en el título no se desarrolla en la misma obra, “ya que el desarrollo del conflicto del texto tiene aspectos que resultan patéticos”. En definitiva, para el director es una obra de amor, al fin de cuentas, “cuestionable, dudoso, pero amor al fin. Para comprender a estos personajes me sirvió mucho un precepto de Freud, que dice que en un vínculo amoroso el que más ama está en manos del que menos ama, y el que menos ama tiene las llaves de la relación. Yo creo que en esta obra el que menos ama es Heidegger. Puedo decir que el vínculo entre una joven alumna y su brillante profesor es un clásico, es por eso que no hace más que seguir un lineamiento conocido, si no fuera por el detalle que aparece el nazismo como telón de fondo y la alumna ya de grande será perseguida y por esta razón tendrá que escaparse y exiliarse.”

A la pregunta sobre si se puede separar la persona y su ideología, el accionar y su obra, Iedvabni responde que hace mucho que él también comenzó a separar la obra de la persona: “Tengo que confesar que yo lo odiaba a Borges por sus posiciones políticas, pero quién se acuerda ahora de las posiciones políticas de Borges, quién le da importancia a eso. Y qué hago sin Borges como escritor. Tengo entonces que afirmar que la obra es siempre mejor que la persona. Cuando Heidegger escribe Ser y Tiempo todavía no había ningún nazismo, pero que había en Alemania presunciones y búsquedas del superhombre ya estaba incluso desde Nietzsche.”

La puesta de Un informe... fue estructurada como en todas las obras de Manolo en las técnicas brechtianas. “Como buen brechtiano, prefiero la capacidad analítica y el hecho de mirar el proceso, y no hacer un proceso de identificación pueril. Con los actores no hicimos ningún esfuerzo para sacarle lágrima a la platea, ya que no me gusta el abuso de las lágrimas. No creo en absoluto en ese dicho que dice que en el teatro volvemos a ser niños. No, no volvemos a ser niños sino todo lo contrario.”

Un informe sobre la banalidad del amor. Funciones: viernes y sábados a las 20.30 en el Teatro El Tinglado: Mario Bravo 948. Reservas: 4863-1188. Entradas: $ 100.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.