las12

Viernes, 6 de marzo de 2015

ESCENAS

Dolor y delirio

Electric Mamma, escrita y dirigida por Mónica Cabrera, cuenta a través del cruce entre psicoanálisis, realismo y humor la vida de una madre y sus dos hijxs.

 Por Silvina Herrera

El escenario es una habitación repleta de objetos que remiten a la década del 70, un cuadrado donde se desarrolla la historia de una madre con sus dos hijxs, que fue abandonada por su marido, y que a pesar del tiempo que pasó sigue teniendo una vida atravesada por el dolor. El dolor está presente en toda la obra, pero la solemnidad se quiebra con la irrupción del delirio; dolor y delirio juegan y se cruzan como dos polos opuestos que se corresponden y se atraen.

Mónica Cabrera es la autora, directora y diseñadora de vestuario, luces y escenografía de Electric Mamma, una obra con un alto despliegue actoral a cargo de Marialba Sosa y Hernán Statuto, que interpretan a hija e hijo de esta madre que por momentos parece hundida en la locura, como en una línea de fuga de incomprensión y paranoia, y por otros se vuelve una mujer consciente y segura de su realidad, con un discurso que la coloca en un lugar de razonamiento y desolación. Ese ir y venir entre una representación real y una delirante a veces confunde, pero termina logrando el efecto de sorpresa y de búsqueda de un sentido que tiene que ver con quebrar un significado único y predecible.

A la madre le gusta la poesía y cantar, le gusta tanto cantar que de repente entona un estribillo o una parte de alguna canción, como un modo de canalizar la angustia y manifestarla en el escenario a través de una reacción inesperada y por momentos burlesca. Gloria Cingolani le da vida con entereza y entrega infinitas a esta mujer que intentó construir su maternidad y sostenerla a pesar de la tristeza. La obra pone en relieve la complejidad de los vínculos primarios, sus desprecios internos, la melancolía que genera la separación de las personas más queridas, los reclamos y reproches, la dificultad para entablar relaciones sanas, el conflicto que genera el choque de distintas subjetividades y por supuesto el amor, que al final es lo que los mantiene unidos. La trama psicoanalítica se teje en paralelo a cada personaje, con un lenguaje irreverente y creativo. Al entramado familiar se le suma la historia personal de la hija y el hijo: ella es una abogada exitosa que no tiene mucha suerte con los hombres, él tiene una sexualidad que no se define y un trabajo misterioso. Así el mundo familiar se cruza con el mundo laboral, en una época en la que es tan difícil que trabajar brinde satisfacción.

El lenguaje que sorprende, las máscaras de animales, los gritos, los silencios, el cambio de registro que lleva a la telenovela mexicana o al cine argentino de mitad del siglo pasado, son todos mecanismos que funcionan en la obra para exponer la vulnerabilidad de la tradición familiar y una locura interna que subyace. La mujer aparece como el ente familiar a cargo de la responsabilidad, pero también pone de manifiesto cómo a veces se vuelve una imposibilidad o cómo el deseo está en otra parte, lejos de las ganas de seguir siendo madre.

Electric Mamma se presenta en el Teatro Estudio La Mamma, un PH remodelado del barrio de Almagro. Es la propia Mónica Cabrera la que recibe a lxs espectadorxs, con humor y ocurrencias que crean un clima antes de empezar la función; y una picada con vino servida en copas antiguas. La puesta en escena adapta la representación de un living, con un tul entre el escenario y lxs espectadorxs, lo que podría dar cuenta de cierta intención de mostrar al público espiando la privacidad familiar. Las luces juegan con las sombras, que opacan la sensación de liviandad. Los gestos grotescos componen esa atmósfera onírica que por momentos parecen exagerados o poco dosificados, pero que no logran opacar la agudeza y la libertad que trasmite el texto. Todos los elementos del teatro, que Cabrera probablemente acumuló a lo largo de su experiencia en unipersonales, están puestos en función de una obra que reúne fluidez surrealista y reflexión profunda.

Funciones: sábados 21.30 y domingos 20.
Teatro Estudio La Mamma: Yatay 890, CABA. Reservas: 3527-4420.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.