las12

Viernes, 9 de octubre de 2015

Hasta que todas seamos libres

 Por Claudia Korol*

Las mujeres que asistimos a estas citas coloridamente antipatriarcales venimos de diferentes experiencias y tenemos distintos objetivos. Pero cada Encuentro nos interpela y nos da intuiciones de caminos nuevos para nuestras necesarias emancipaciones. Porque, para algunas de nosotras, no es posible enfrentar al patriarcado, sin hacerlo simultáneamente con el capitalismo y el colonialismo. Machismo, racismo, opresión de clase, se fortalecen mutuamente en un continente partido en su historia por el acto brutal de la conquista. Reconocer las marcas de la colonización en nuestros cuerpos y territorios, es sabernos parte de una historia de genocidios sucesivos, que impuso fronteras absurdas, que hizo de la violencia sexual contra las mujeres parte de sus políticas de guerra, que pretende mantener su hegemonía y su poder sobre la base de exterminios, represiones, golpes de estado, guerras e invasiones. Una historia que continúa a través de políticas transnacionales que en lugar de espejitos de colores nos envían semillas transgénicas y agrotóxicos, que envenenan con cianuro los ríos, nos desplazan de nuestros territorios, nos secuestran para las redes de prostitución y trata, y refuerzan la división sexual del trabajo precarizando nuestro trabajo y nuestras vidas. A diez años de la manifestación multitudinaria realizada en Mar del Plata en la que los pueblos de América Latina dijimos No al Alca, hoy decimos No a los Tratados de Libre Comercio, al saqueo de las corporaciones y a los gobiernos que les abren las puertas.

En este año multiplicaremos el “Ni Una Menos”, que nos remite a los feminicidios, a los asesinatos de lesbianas, trans, travestis, por su condición de fugitivas del heteropatriarcado y también a la muerte de mujeres en abortos que continúan siendo clandestinos, porque la dirigencia política sigue en su mayoría siendo tributaria del Vaticano y de las iglesias que bendijeron la conquista y la Inquisición.

El “Ni una Menos” nombra, además, a las secuestradas por las redes de trata y de prostitución y a quienes mueren en vida, invisibilizadas por la violencia cotidiana que sufren en sus hogares, en sus trabajos, incluso en sus organizaciones.

Diferentes colectivas estamos convocando a una mesa de diálogo de Feministas Latinoamericanas en Resistencia, que este año se reunirá el domingo 11 de octubre, último día de la libertad en el continente, de 13 a 15 horas, en la Plaza de las Acciones Feministas (ex Plaza Mitre), en el marco de la Radio Abierta, donde expresaremos, entre otras demandas, nuestra exigencia de libertad a Reina Maraz, mujer boliviana quechua parlante, injustamente condenada a prisión perpetua por los tribunales coloniales y patriarcales de nuestro país, la descriminalización de la hermana mapuche Relmu Ñamku, a quien se le piden quince años de prisión por defender su territorio frente al avance de las petroleras, daremos nuestra solidaridad con las mujeres qom, wichi, pilagá, nivaclé, que demandan su derecho a la vida en el centro de Buenos Aires. Expresaremos además nuestra solidaridad con Paola Piedrahita, feminista colombiana, y sus compañeras y compañeros del Congreso de los Pueblos a quienes se lxs detuvo en un armado absurdo de causas judiciales.

*Comunicadora feminista, integrante del equipo de educación popular Pañuelos en rebeldía, columnista de “Sonidos Agitadóricos”, en Radio Nacional y conductora de “Aprendiendo a Volar”, en FM La Tecno y de “Espejos Todavía” en FM La Tribu.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.