libero

Lunes, 6 de octubre de 2003

FUTBOL › LO EXCLUYERON DE LA SELECCION HOLANDESA POR REACCIONAR MAL TRAS UN CAMBIO

El disparo más caro de Van Nistelrooy

El goleador del Manchester y de la Premier League –ocho tantos en igual cantidad de fechas– tiene graves problemas en la selección naranja. El técnico Dick Advocaat lo acaba de dejar afuera de la convocatoria para el partido ante Moldavia, por la clasificación de la Eurocopa por haber pateado una botella de gaseosa en señal de protesta la última vez que lo sacaron. Ese voleo de bronca le salió carísimo...

Por Diego Torres
De El Pais de Madrid

Ruud van Nistelrooy, delantero del Manchester United y el mejor jugador de la selección de Holanda, era un tipo de buen talante al que la mala suerte y la incomprensión llevan en camino de convertir en otro Eric Cantona, un modelo francés comparable en su equívoco destino. Ruud, precisamente, amenaza con ser otro enfant terrible felizmente exiliado en Old Trafford. Fenomenal en el Manchester y maldito en su selección.
Una semana después de desatar una polémica en Inglaterra –¿provocaron sus artimañas la expulsión de Vieira y Lauren, del Arsenal?–, silbado y abucheado en los campos rivales cada vez que toca el balón, Van Nistelrooy recibió una mala noticia del extranjero en forma de notificación oficial federativa. El seleccionador de Holanda, Dick Advocaat, lo castigaba por cometer un acto de indisciplina. La pena: dejarlo fuera de la lista para jugar el último partido de clasificación para la Eurocopa 2004, contra Moldavia. El delito: protestar una sustitución pateando una botella de agua mineral, gesto tan extendido en el mundillo del fútbol como lanzar escupitajos al césped.
Jugador nacido fuera de los semilleros donde tradicionalmente se han cultivado las estrellas del fútbol holandés, Van Nistelrooy no tuvo más remedio que desarrollarse de forma lenta. En el interior de su país las escuelas de fútbol no estaban tan avanzadas como en Amsterdam o Rotterdam y las evoluciones de un joven espigado y poco dado a las sutilezas pasaban inadvertidas para los clubes más fuertes.
Aún hoy, esos prejuicios culturales pesan sobre Van Nistelrooy cada vez que acude a la selección. En Holanda aprecian el manejo y la facilidad para bajarla de Bergkamp, los pases de Kluivert y la habilidad de Van der Vaart mucho más que la potencia y la efectividad pura de Van Nistelrooy como definidor. Para colmo, cada vez que forma pareja con Kluivert la desconexión entre ambos se hace palmaria y la hinchada holandesa no se reprime y grita. Da igual que Van Nistelrooy sume ocho goles en ocho partidos en la Premier League. Con Holanda ha marcado uno solo en todo 2003.
La última vez en que Van Nistelrooy se perdió un partido internacional, la pareja de ataque de Kluivert y Van der Vaart, en el partido Holanda-Austria, fue largamente celebrada. Al siguiente partido, contra la República Checa, Van Nistelrooy reapareció con la poca fortuna de siempre. Holanda perdió 3-1 y Advocaat lo sustituyó en el minuto 70. El puntazo a la botellita fue la consecuencia además de una oscura pelea con Edgar Davids, expulsado poco antes.
Advocaat ha querido dar publicidad a su castigo marcando a un futbolista que nunca dio señales de indisciplina, que no bebe y que tiene fama de cordial y comedido. Quizá la pena oculte males mayores. Holanda deberá ir al repechaje para clasificarse para la Eurocopa mientras en el seno del equipo han rebrotado las divisiones por razones de raza –negros en torno de Davids, blancos aglutinados por Van Bommel– y los problemas derivados del alcoholismo. En este sentido, Ricksen ha sido apartado del equipo por derribar la puerta de un hotel a patadas en plena borrachera.
Pese a su desagradable momento en la selección de Holanda, Van Nistelrooy continúa siendo el líder de la tabla de goleadores de la Premier League inglesa, al convertir su octavo gol en la octava fecha, que terminó ayer. El holandés marcó, de penal, el primer tanto de la victoria del Manchester United 3-0 sobre el Birmingham, el sábado. Sus ocho goles son uno más que los siete que marcó Michael Owen para el Liverpool, y los seis que llevan anotados Nicolas Anelka (Manchester City), Thierry Henry (Arsenal), Alan Shearer (Newcastle) y Teddy Sheringham (Portsmouth).

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.