libero

Lunes, 31 de octubre de 2005

FúTBOL › LE GANO 3-0 A CENTRAL EN ARROYITO CON UNA GRAN PRODUCCION

River recordó cómo se juega al fútbol

Se le abrió rápido el resultado con un penal de Gallardo, pero después produjo el mejor rendimiento del Apertura. Domínguez amplió la cuenta y Farías volvió a marcar un gol después de once fechas. No fue la única racha negativa que se rompió: hacía seis meses que River no ganaba como visitante...

 Por Alejo Diz
Desde Rosario

Fue el River que se esperaba ver desde hace tiempo. Con Gallardo liderando por talento, el equipo imponiendo supremacía y los puntas llevando peligro. En las tribunas, los 9 mil hinchas que se llegaron a Arroyito aplaudieron y celebraron tres goles. Y en el banco, Reinaldo “Mostaza” Merlo habló poco. Es que fue suficiente con lo que ofreció el Muñeco, lo que metió San Martín y lo que entregaron Falcao y Farías. De ellos se nutrió el triunfo visitante. Pero al mirar la tabla de posiciones, lo construido ayer en Rosario no tuvo más relevancia que la satisfacción, nunca despreciable, de haber visto un equipo jugando, de a ratos, buen fútbol.
Es que este equipo de River que visitó a Central pagó algunas cuentas pendientes que no le suelen ser propias: como haber ganado de visitante tras seis meses (el último triunfo había sido el 24 de abril, 5-2 sobre Almagro) en los que el equipo padeció siete derrotas y rescató dos empates, y dispuso, tras polémicas post-clásico, de dos penales a favor, tras haber jugado 22 partidos sin gozar de la máxima pena. Y, como colofón, el plantel rescató a su goleador, Ernesto Farías, que llevaba diez partidos sin marcar.
Pero ayer el equipo de Núñez jugó como si, al menos, aspirara a alzarse con la punta del torneo. El juego lució por el ingenio de Gallardo para hacer mover todo el frente de ataque. El volante pudo trascender porque San Martín, con esa moral imbatible (hasta se atrevió a tirar un taco en el mediocampo) ganó todas las pelotas divididas, y arriba el chico Falcao y Farías se alimentaron de las dificultades biológicas de Chamot (tiene 36 años y dos de inactividad por diferentes lesiones).
Fue allí donde germinó el triunfo millonario: es que a los cinco minutos Chamot lo bajó a Farías en el área por llegar a destiempo, y en el complemento Falcao le ganó la posición el veterano defensor y, al querer eludir al arquero, el uno lo bajó. El primer penal, a los cinco minutos, lo disparó Gallardo con certeza. Y el segundo se lo dejó a Farías para que, tras aquel tanto de la primera fecha ante Tiro Federal, se reencontrase con su oficio.
Entre un grito y el otro se vio lo mejor de River en el campeonato. El equipo dominó la pelota, el terreno, jugó en campo rival y, por sobre todo, no se vio contaminado de ninguno de los pruritos tácticos que distinguen a Merlo. River salió a ganar. Pero también salió a jugar. La primera aspiración se reflejó en el marcador y en el desarrollo del partido; la segunda, en la elaboración del segundo gol: Gallardo la bajó con el pecho, se la dejó a Federico Domínguez, y el defensor, con sorpresiva estampa de crack, sacó una zurdazo cruzado desde afuera del área que dejó a Ojeda sin margen para imponer alguna condición que pueda evitar el gol.
Central apareció en el campo de juego con desprolijidades que hacían caso omiso del más elemental manual de sugerencias tácticas. Una de ellas tenía al equipo abierto en defensa y cerrado en ataque. ¿Las causas? Compartidas, entre lo que imponía el rival y lo que soporta el propio equipo auriazul que, vale recordar, venía de sufrir cuatro goles ante Tiro Federal.
Pero en River a nadie le interesa los problemas de Central. Los de Núñez se fueron de Arroyito con una serena sonrisa. Por el juego realizado y el resultado abrazado. Aunque este triunfo sólo sirvió para darles fin a algunas rachas deportivas (ya señaladas) que llevaron al equipo de la banda roja, a mitad de campeonato, a carecer de protagonismo. Y por eso en River ya se planifica la próxima temporada. Pero mientras se discute sobre el futuro siempre es bueno gozar de un sorbo de buen fútbol.

CENTRAL-0
Ojeda -6
Moreira -4
Raldes -5
Chamot -3
Rivarola -6
Ferrari -4
Calgaro -4
A. Díaz -4
Papa -5
Ruben -5
Villa -4
DT: Russo
RIVER-3
Lux -6
Alvarez -5
Talamonti -5
L. Fernández -5
Domínguez -6
Santana -5
San Martín -7
Zapata -5
Gallardo -8
Falcao -6
Farías -7
DT: Merlo

Estadio: Central.
Arbitro: Javier Collado.
Goles: 5m, Gallardo (R), de penal; 28m, Domínguez (R); 49m, Farías (C), de penal.
Cambios: 56m, Castellano por Ojeda (C); 59m, R. Díaz por Papa (C); 63m, Ahumada por San Martín (R); 77m, Alemanno por Villa (C); 80m, Montenegro por Gallardo (R); 84m, Gerlo por L. Fernández (R).

Compartir: 

Twitter
 

Gallardo ya clavo el derechazo para anotar el primer gol de River. Despues de las quejas, River tuvo dos penales.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.