libero

Lunes, 12 de diciembre de 2005

FúTBOL › UN TRIUNFO INDISCUTIBLE ANTE INDEPENDIENTE LO DEJO CERCA DEL TITULO

Boca se la jugó más y ganó bien

Un gol de Palermo de carambola y un toque de Insúa en el arco vacío le dieron a Boca una merecida victoria ante Independiente. La buena actuación de Ustari le evitó al cuadro de Falcioni una derrota más amplia. Ahora Boca le sacó un punto de ventaja a Gimnasia y si le gana a Olimpo se consagrará campeón. Una multitud celebró enloquecida en la Bombonera.

 Por Facundo Martínez

Con una inmensa alegría que estalló en el campo de juego con el pitazo final de Angel Sánchez y continuó expresándose en el vestuario local, los jugadores de Boca festejaron el implacable 2-0 ante Independiente que los volvió a ubicar en la cima de la tabla de posiciones, a un punto de Gimnasia que, con un empate sin goles ante Newell’s, diluyó en La Plata su mejor chance de obtener el torneo Apertura. El goleador Martín Palermo, de rebote, abrió la cuenta en el complementario, y Federico Insúa, sobre el final, lo liquidó. Rodrigo Palacio, Fernando Gago, Hugo Ibarra y Daniel Díaz fueron las figuras del equipo de Alfio Basile, que ayer dio un paso importantísimo frente a su ilusión de conseguir ahora el torneo local y la Copa Sudamericana.
Sin conocerse el resultado de Gimnasia-Newell’s, Boca sabía que no le quedaba otra que derrotar a Independiente para llegar al miércoles con alguna chance de obtener el Apertura. Por eso salió a jugar tan decidido, tan claro, con la cabeza puesta exclusivamente en su juego, y no tardó en mostrarse superior al rival. Independiente apostaba casi todo al pelotazo para el juvenil Sergio Agüero, y era poco. El chico hacía travesuras con la pelota y encaraba bien a espaldas del Flaco Schiavi, pero terminaba perdiendo cuando lo encimaban Ibarra y Díaz, quienes en su partido aparte con el Kun resultaron claros vencedores.
La diferencia de planteos entre uno y otro equipo se puede resumir con una cuenta indiscutible. En la primera etapa, Boca contó con siete chances de gol contra dos de Independiente. Rodrigo Palacio –que jugó bien, para figura, los 90 minutos– hacía estragos por las bandas, desbordando y entregando la pelota a un compañero. Sin embargo, Boca fallaba en el último toque. No aparecía Palermo, o cuando lo hacía no lograba sumarse al ritmo del resto de sus compañeros, y también el arquero Oscar Ustari se esforzaba al máximo para evitar la derrota, como cuando de un manotazo evitó que Palermo metiera el primero con un remate que se colaba por el ángulo izquierdo del arco.
En el complementario, los de Avellaneda acentuaron sus dificultades, se retrasaron en extremo y jugaron todo al contraataque. Boca, en cambio, se lanzó decidido al ataque, descompensándose por momentos, pero con la clara actitud de buscar el triunfo a todo o nada. Tuvo suerte en el gol de Palermo: un taco de Bilos, tras un centro atrás de Palacio, la llegada de Battaglia para conectar la pelota entre los centrales del rojo y el rebote de su remate, que se iba afuera, en la pierna del goleador para marcar el 1-0. La jugada había arrancado en Insúa y el gol pareció el premio justo al esfuerzo colectivo.
En ventaja, Boca siguió presionando y no cedió terreno de juego; muy bien Gago en la recuperación y en la entrega. A Boca, esa actitud, que lo volvía más vulnerable, le había permitido dominar el encuentro y también le servía para intentar liquidarlo. El hombre de más, por la expulsión de Fernando Cáceres por doble falta, le facilitó el ataque; Ustari salvaba su arco a diestra y siniestra. Es cierto que Agüero exigía de tanto en tanto a la defensa boquense, pero su compañía no llegaba nunca y sus intentos se disipaban antes de cruzar la línea defensiva.
El empate parcial en La Plata despertaba la ilusión de los locales. Sobre el final, Ustari le tapó un mano a mano a Palacio, bien habilitado por Ledesma, y después el mismo Palacio le puso un centro inobjetable a Insúa que, de zurda, tranquilamente, marcó el 2-0 final que desató la locura de los hinchas.

BOCA-2
Abbondanzieri-6
Ibarra-8
Schiavi-6
D. Díaz-8
Krupoviesa-6
Battaglia-5
Gago-8
Bilos-5
Insúa-6
Palacio-9
Palermo-4
DT: Basile
INDEPENDIENTE-0
Ustari-8
L. Alvarez-5
Abraham-6
Cáceres-5
E. Domínguez-5
Pusineri-6
Orteman-6
Biglia-5
Armenteros-5
Agüero-6
B. Montoya-4
DT: Falcioni

Estadio: Boca.
Arbitro: Angel Sánchez.
Goles: 59m Palermo (B), 89m Insúa (B).
Cambios: 68m Fabro por Armenteros (I), 76m M. Méndez por L. Alvarez (I), 81m Caggiano por Bustos Montoya (I), 82m Ledesma por Bilos (B), 85m Barros Schelotto por Palermo (B), 89m Silvestre por Insúa (B).
Incidencia: 60m expulsado Cáceres (I).

Compartir: 

Twitter
 

Rodrigo Palacio, la gran figura del clásico, se le escapa a Cáceres, que se fue expulsado por una falta al delantero.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.