libero

Lunes, 16 de febrero de 2009

FúTBOL › SAN MARTíN LO LIQUIDó CON TRES GOLES DE CANíO

Un Rojo oscuro, bien oscuro

Independiente pasó vergüenza en Tucumán: el chileno que debutaba en el equipo local le marcó tres goles en 40 minutos y, para colmo, Montenegro desperdició un penal. Jugó mal y la semana que viene afrontará el clásico contra Racing.

Independiente sigue perdido, sin encontrar su rumbo. En Tucumán recibió un duro revés: fue vapuleado por San Martín, que hizo un partido muy prolijo y tuvo como gran figura al delantero Cristian Canío, autor de los tres tantos. Por eso el panorama de los dirigidos por Miguel Angel Santoro es, más que sombrío, recontra negro. Una situación demasiado preocupante justamente a seis días del clásico ante Racing que puede ser vital para el futuro.

No anda bien el conjunto de Avellaneda y es sabido, ya que tiene innumerables complicaciones afuera y adentro de la cancha, algo que ayer no varió. Porque, al igual que en la primera fecha, volvió a demostrar que es un equipo sin rumbo, con preocupantes problemas defensivos y sin ningún peso en ataque: la muestra más notoria de eso es que Núñez casi ni la tocó en todo el partido.

Así sufrió demasiado ante San Martín, que de entrada se presentó como un equipo que fue al frente, decidido y con buena circulación de pelota. Con Ibáñez como baluarte y con el chileno Canío, que hizo todo casi perfecto cada vez que la tocó, necesitó de muy poco para pasar por encima a este anémico Independiente que en ningún momento mostró algún tipo de reacción. Poco y nada hicieron los futbolistas visitantes para homenajear a esas figuras de la historia del club que ayer aparecieron con sus nombres en la camiseta (como parte de una campaña de promoción de una marca de indumentaria). Sin embargo, ni siquiera eso fue incentivo.

No obstante, no hay que quitarle mérito al equipo tucumano, que en el primer tiempo tuvo un arranque arrollador y malogró tres chances claras de gol. Todas antes de los 15 minutos, luego se cayó. Y el partido entró en un pozo hasta el final de esa primera mitad, en la que Independiente creció porque los locales le regalaron la pelota, aunque se terminó perdiendo en un toqueteo intrascendente. Y lo pagó como viene padeciendo en los últimos once partidos, de los cuales ganó sólo uno.

En el segundo tiempo, San Martín pasó en limpio todo lo que había escrito en borrador durante la primera mitad. Rápidamente encontró la ventaja por medio de Canío, ¡a los 30 segundos!, con un remate potente al ángulo de Assmann. Luego, el conjunto de Carlos Roldán se replegó, pero ni siquiera en ese momento Independiente pudo exhibir un poco de algo. Se mostró como un equipo “Montenegro-dependiente” (el volante para colmo falló un penal) y sin reacción.

Por eso, después fue todo de San Martín, que con poco más y un inspirado delantero aumentó en dos veces más el marcador. El último tanto, después de 13 toques y una vaselina exquisita para hundir mucho más al conjunto de Avellaneda, que transita un presente oscuro. El próximo fin de semana tendrá la oportunidad de cambiar el rumbo.


Estadio: San Martín.

Arbitro: Federico Beligoy.

Goles: 46m, 62m y 86m Canío (SM).

Cambios: 17m Saavedra (6) por Leone (SM); 45m Perugini (5) por Quinteros (SM); 56m Sosa por Núñez (I); 60 Gavilán por Fredes (I) 62m Herrera por La Paglia (SM); 67 Gandín por Moreira (I).

Incidencia: 71m Montenegro desvió un penal.

Compartir: 

Twitter
 

Cristian Canío fue la figura del partido, al marcar los tres goles de San Martín.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.