libero

Lunes, 11 de mayo de 2009

FúTBOL › ESTUDIANTES Y HURACáN TAMBIéN REPARTIERON

Un tiempo para cada uno

El cuadro local dominó en el primer período y se puso en ventaja con un gol del ex Huracán Cellay. Pero se quedó en el complemento, creció el visitante, y Bolatti, de cabeza, selló un empate clavado.

En la fecha de los empates, Estudiantes y Huracán no fueron menos que nadie. Se repartieron los 90 minutos en 45 para cada uno y arribaron a un salomónico 1-1 que reconoce lo que cada uno tuvo y le faltó. Estudiantes fue más en el primer tiempo, pero se quedó en el segundo. Huracán arrancó flojo, pero mejoró luego, sin repetir actuaciones anteriores y sigue ahí, a cuatro puntos de Vélez, con los sueños intactos de su gente (una multitud lo acompañó a La Plata) y su fútbol como estandarte.

Un mérito tuvo Estudiantes en el primer tiempo. Fue el de quebrar la columna vertebral del juego de Huracán. Presionado Bolatti en el medio, rodeado Pastore de camisetas albirrojas, y aislado De Federico, el equipo de Angel Cappa lo intentó siempre, pero no pudo hacer valer su toque y su manejo. La pelota llegó pocas veces al área estudiantil y, en esas ocasiones, Nieto estuvo desajustado para definir.

Pero Estudiantes no se quedó sólo en el control de los jugadores vitales del Globo. Apretó en la mitad de la cancha. Y cuando ganó la posesión del balón, salió rápido por los costados donde Galván por la derecha y, sobre todo, Iberbia por la izquierda hicieron diferencias claras. La pegada magistral de Verón aceleró los tiempos. Y un tiro libre suyo, a los 25 minutos, gestó el primer gol. La pelota cayó en el área de Huracán y la peinada de Cellay dejó sin asunto a Monzón.

Recién después de la media hora, cuando Pastore empezó a entrar en acción, Huracán asomó la cabeza. Pero sin provocarle grandes riesgos a Andújar. El ordenado repliegue de los mediocampistas de Estudiantes formó una barrera humana infranqueable que mantuvo alejado al equipo de Parque Patricios. Un derechazo de Toranzo desde fuera del área que se fue desviado resultó la situación más clara. Estudiantes tuvo dos para aumentar: un toque de Salgueiro por encima de la salida de Monzón, y un fuerte derechazo cruzado de Galván que pasó muy cerca del poste izquierdo.

Siguió siendo vital Pastore en el segundo tiempo para Huracán. Y como Estudiantes dejó de tener aquella solidez y aquella presión que había mostrado en el comienzo, y ya no tuvo la pelota como antes, el escenario fue diferente. A su manera, con sus virtudes (el toque, el respeto por la pelota, la decisión de jugar más allá de todo) y con sus defectos (su falta de profundidad), el equipo de Cappa dominó grandes tramos de la etapa final, insinuando mucho y concretando bastante menos.

A los 46 minutos, Pastore pasó por entre Angeleri y Cellay y Andújar le quitó la pelota al cordobés cuando ensayaba la última gambeta. Y a los 71, De Federico lanzó un corner desde la izquierda y Bolatti, de cabeza, anotó el 1-1, que le interrumpió a Estudiantes una serie de 765 minutos sin goles en contra entre Copa y campeonato. A Huracán acaso le haya faltado una marcha más para ir a fondo por la victoria que lo hubiera arrimado a Vélez y a la punta. Pero rescató un punto de La Plata, luego de ir perdiendo y eso no está del todo mal. Estudiantes continúa invicto con Alejandro Sabella en el banco y apuntándoles a los dos frentes: la Libertadores, su gran ilusión, y el Clausura, para sumar los puntos que le permitan jugar la próxima Copa Sudamericana.


Estadio: Ciudad de La Plata.

Arbitro: Javier Collado.

Goles: 25m, Cellay (E); 71m, Bolatti (H).

Cambios: 57m, Medina (4) por Nieto (H); 66m, Núñez por Calderón (E); 77m, Sánchez Prette por Salgueiro (E); 86m, Gaitán por Galván (E).

Compartir: 

Twitter
 

Pastore, figura de Huracán, pelea con Matías Sánchez. Atrás observa Verón.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.