libero

Lunes, 4 de octubre de 2010

FúTBOL › FRENTE A LANúS SUFRIó SU QUINTA DERROTA EN EL TORNEO, LA TERCERA EN LA BOMBONERA

Boca no gana ni cuando lo merece

El equipo de Borghi levantó su nivel, pero chocó con las manos de Marchesín y su propio desorden defensivo, y perdió otra vez. Goles de Blanco, Insaurralde y Pelletieri de penal, sobre la hora. Roja para Clemente Rodríguez.

 Por Juan José Panno

Se acabó el campeonato para Boca. La derrota ante Lanús lo dejó a 12 puntos de Estudiantes, que es el líder, y a 5 de Quilmes y Gimnasia, que comparten el subsuelo, y a esta altura ni al más fana de sus hinchas se le ocurre que puede llegar a pelear por el título. Boca viene tan mal barajado que si liga el as de espadas un movimiento en falso hace que se le clave en el corazón. Ganó muy poco Boca en este torneo (Vélez, Olimpo y Colón) y perdió 5 partidos, incluido el de ayer, que no mereció perder. Entonces si palma contra cualquiera, si no puede ganar ni cuando lo merece y se tiene que comer un gol de penal en la Bombonera en tiempo de descuento, es natural que sus hinchas se desilusionen, se desencanten, pataleen, pregunten qué trole hay que tomar para seguir.

Si se quiere buscar algún ejemplo concreto de lo cambiante del fútbol y de cómo puede transformarse el destino de un partido (y el de un DT), ahí están los dos minutos finales de Boca-Lanús. A los 3 minutos del descuento, Palermo inventó un foul en la entrada al área, Laverni compró. Pateó Caruzzo, Marchesín se volcó exageradamente sobre su derecha, la pelota fue al medio y el arquero salvó milagrosamente con el pie. Y en la jugada siguiente, un contraataque de Lanús, con todo Boca jugado en la búsqueda del triunfo, dejó a Ledesma en posición de gol y Clemente lo desestabilizó. Penal. De esos que en otros tiempos no se cobraban en la cancha de Boca, pero penal al fin. Tiró Pelletieri y fue gol. Del probable (y podría decirse que lógico y merecido) triunfo de Boca al real (inesperado, injusto) triunfo de Lanús. Así es este jueguito.

¿Boca puede bancarse cinco derrotas en nueve fechas? Parece que no. ¿Boca puede dar por cerrado un campeonato y hacer ensayos y prepararse para el siguiente? También parece que no. ¿Boca puede tomar nota de algunos avances producidos? No parece importante. Por todo eso circuló ayer, al final del partido, la noticia de que Borghi habría dejado de ser el entrenador, aunque un rato más tarde los jugadores le pidieron que diera marcha atrás con su decisión.

Un dato: Boca tiene 13 goles en contra, es uno de los dos equipos de este campeonato (el otro es Huracán) que recibió goles en todos sus partidos, incluidos los que ganó. ¿Esto es por culpa de Borghi, porque hace jugar al equipo con línea de tres? No, el problema es de descompensación por la urgencia de los jugadores para ir a buscar los partidos sin paciencia. ¿Es culpa de Borghi la continuidad que tiene Lucchetti pese a sus flojos rendimientos? Tal vez, pero si se revisa la historia del club se recordará que el Pato Abbondanzieri no daba muchas garantías en sus comienzos y luego fue titular indiscutible, vital en muchos logros importantes del equipo. No es que Lucchetti haga grandes macanas, pero está lejísimo del nivel que mostraba en Banfield. ¿Tiene la culpa Borghi de que no aparezca un equipo? No. Hay que darle tiempo. El hombre busca. A veces encuentra (un hallazgo lo de Gaona Lugo como carrilero por la derecha), a veces se desorienta, pero la verdad es que varios jugadores de probada calidad (como Clemente Rodríguez, que anda peleado con el mundo a la cabeza) no responden.

Boca ya no juega mucho en este campeonato y este barrilete no lo remonta ni con Riquelme. No debería ser un drama, pero...


Estadio: Boca.

Arbitro: Saúl Laverni.

Goles: 8m, Blanco (L); 35m, Insaurralde (B); 90m, Pellettieri (L), de penal.

Cambios: 67m, Mouche por Cañete (B); 69m, Castillejos por Aguirre (L); 74m, Escudero por Gaona Lugo (B) y Aparicio por Romero (L); 79m, Chávez por Méndez (L); 89m, Ledesma por Blanco (L).

Incidencias: 90m, expulsado C. Rodríguez (B).

Compartir: 

Twitter
 

n El festejo de Pelletieri, la desazón de Lucchetti, tras el penal del final.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.