libero

Lunes, 4 de octubre de 2010

FúTBOL › CLAUDIO BORGHI RENUNCIó, LO CONVENCIERON DE SEGUIR, DECIDIRá QUé HACE

“Fue un día de mierda, me cuesta seguir”

“Fue un día de mierda.” Así sintetizó la jornada Claudio Borghi, que continúa siendo el entrenador de Boca pero por poco margen. Una vez consumada la derrota, el entrenador les comunicó su decisión de renunciar al presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, y al dirigente Marcelo London. La historia siguió un largo rato en el vestuario local.

Cuando el rumor circuló, a Borghi se le acercaron varios referentes del plantel como Martín Palermo, Sebastián Battaglia, Cristian Lucchetti, Matías Caruzzo, Christian Cellay y Clemente Rodríguez. El pedido de los futbolistas hizo cambiar momentáneamente de opinión a Borghi, quien emocionado por el respaldo les dijo a los futbolistas que iba a tomarse unas horas para analizar la situación. Unos minutos más tarde llegó el apoyo de Juan Román Riquelme, quien se comunicó telefónicamente con Lucas Viatri para que le trasladase su respaldo al técnico.

“Por ahora sigo siendo el entrenador de Boca”, dijo Borghi al abandonar la larga reunión que tuvo lugar en el vestuario local, que duró más de una hora. “He hablado con los dirigentes, con los jugadores y les dije que voy a meditar mi decisión, me voy a tomar unas horas para analizar qué he hecho bien y qué he hecho mal para decidir con más calma. Voy a hablar con mi familia, con mi grupo de trabajo. Me cuesta seguir, pero va a ser una decisión grupal”, confió.

“Aquí he encontrado muy buena calidad de gente y yo no quiero hacerle daño a nadie. No es un momento grato para el plantel, hoy no merecimos perder, pero perdimos. En un club que es Deportivo Ganar, perder tan seguido de local es complicado.” De las cinco derrotas en nueve fechas que sufrió, tres fueron en condición de local: contra Racing, San Lorenzo y Lanús.

Borghi calificó la jornada como “un día de mierda”, no sólo por la derrota sino por su expulsión a cargo de Laverni en el entretiempo, debido al reingreso a destiempo del equipo para el segundo período. “Jamás le he faltado el respeto a un árbitro, pero lo de Laverni fue de una falta de criterio tremendo. Si me quería expulsar, me hubiese esperado en la boca del túnel y no hacerme cruzar toda la cancha”, se quejó. “Si está en el reglamento, está bien, pero ojalá en este país se cumplan todos los reglamentos.”

Después analizó el partido: “No tengo quejas con el equipo. Tuvimos una distracción temprano, que nos costó un gol, y después fuimos a buscar y al ir a buscar el partido cometés errores que te cuestan. Quedamos muy lejos del primero, se hace difícil seguir así. Tuvimos una chance la semana pasada y la desperdiciamos y hoy quedamos muy lejos y la cosa se complica”. Hoy será el día en el que Borghi decidirá qué hacer.

“Estoy tranquilo, no estoy renunciando, pero voy a analizar lo que he hecho en forma correcta y lo que he hecho en forma incorrecta. Me da pena defraudar a tanta gente que viene al estadio. Y a veces uno dice ‘me voy a la mierda’, pero me di cuenta de que no puedo actuar así, más aún después del respaldo de los jugadores.”

Compartir: 

Twitter
 

Claudio Borghi se queda.
Imagen: Fotobaires
SUBNOTAS
  • Claves
  • “Fue un día de mierda, me cuesta seguir”
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.