libero

Lunes, 19 de septiembre de 2011

FúTBOL › CANCION ESPECIAL PARA LA MOTIVACION

Un homenaje a Messi

Prácticamente sin que viniera a cuento, Lionel Messi tuvo su presencia en el Belgrado Arena. Una “triste” canción entonada por el público argentino en Santa Fe –tras el empate sin goles ante Colombia, por la Copa América–- fue tomada por el equipo argentino de Copa Davis, pero esta vez para festejar el acceso a la tercera final en los últimos seis años.

“Jugadores, la concha de su madre, a ver si ponen huevo, que no juegan con nadie”, fue el tema elegido por los argentinos en el vestuario, minutos después de la victoria de Juan Martín del Potro frente a Novak Djokovic. Esa misma letra tuvo a Messi y compañía como destinatarios en una recordada mala actuación de la estrella del Barcelona (quizá una de las únicas en 2011). “Es una canción que al menos a nosotros nos trajo mucha suerte. La memorizamos desde aquel partido de Argentina, en Santa Fe. Recuerdo que ese día Messi fue abucheado”, contó ayer el capitán argentino, Tito Vázquez, quien vivió este fin de semana de manera especial, y volvió a festejar el triunfo con una “parada de cabeza” sobre el court.

En esta serie se le reconoce el mérito por haber logrado una convivencia pacífica entre sus dos estrellas: Juan Martín del Potro y David Nalbandian. “Festejamos, pero tal vez no con la algarabía que podíamos haber mostrado, por la fea lesión de Djokovic”, dijo Vázquez tras el triunfo. “Del Potro jugó un primer set brillante, es obvio que lo fue castigando (a Djokovic) y lamentablemente pasó lo que pasó. Nos sentimos tristes por Novak porque hizo todos los esfuerzos posibles para no dejar caer a Serbia, pero nosotros estamos contentos por haber alcanzado una nueva final”, agregó el capitán.

El propio Nalbandian le dio indicaciones a su compañero en la previa del partido: “Te dije que lo cagues a saques, ¿viste?”. Nalbandian lo vivió de un modo diferente. Estaba en el vestuario, preparando un hipotético quinto punto ante Janko Tipsarevic. “Sufrí como loco. No entendía nada cuando pasó lo de Djokovic. Entonces vi que no seguía, y salí corriendo a festejar”, contó el finalista de Wimbledon 2002.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.