libero

Lunes, 19 de septiembre de 2011

FúTBOL › CATARATA DE EMOCION EN LA PLATA

Siete goles, un funeral

Estudiantes le dio vuelta el partido a Argentinos y logró su primer triunfo en el Apertura. Pedro Troglio dejó de ser el entrenador del equipo de La Paternal en el vestuario.

Si no fue el mejor partido de los que se llevan jugados en el Apertura, anda raspando. Siete goles, resultado cambiante, emoción y, al final, la cabeza de uno de los entrenadores que rueda. Estudiantes y Argentinos generaron sensaciones extraordinarias a lo largo de los 90 minutos: el conjunto de La Plata logró su primer triunfo en el torneo y Miguel Russo salvó el pellejo; en cambio, a Argentinos volvieron a convertirle cuatro goles por tercer partido consecutivo y Pedro Troglio renunció en el vestuario. La vuelta de Néstor Gorosito o el estreno de José Luis Calderón suenan como posibilidades para ocupar la vacante. Una catarata de goles que vale la pena repasar:

0-1. Apenas comenzado el encuentro, Argentinos dispuso de un tiro libre casi frontal al arco. El paraguayo Salcedo remató, la pelota pasó por encima de la barrera, bajó de golpe y se metió al lado de la base del palo derecho de Villar.

0-2. Apenas pasada la media hora, un rato después de que Ré sacara sobre la raya un remate débil de Morales, Argentinos dispuso de otro tiro libre, esta vez sobre la izquierda. El remate de Barzola ingresó muy cerca del palo derecho tras superar la barrera. Celebra Troglio.

1-2. Reacciona Estudiantes con amor propio: llega un centro sobre el área de Argentinos, se produce un rechazo, Juan Domínguez la devuelve hacia el centro del área y Mercado, de cabeza, la envía al fondo de la red. Respira Russo.

2-2. Cuatro minutos más tarde, Verón remató desde fuera del área: la pelota parecía sumamente sencilla, pero el arquero Ojeda dio rebote y Carrillo la empujó al gol. Se atraganta Troglio.

3-2. Cuando Argentinos quiso darse cuenta de que le habían empatado, era tarde. A un minuto del final del primer período, con un remate cruzado de Fernández, que estaba sin marca, Estudiantes se puso en ventaja por primera vez en el partido.

3-3. Después de un segundo tiempo sin brillo, en el que Estudiantes trató de controlar el resultado, a cinco minutos del cierre, Barrera sacó un simple remate desde afuera del área, la pelota no picó bien en el área chica, sorprendió a Villar y se transformó en el empate visitante. Russo maldijo.

4-3. Estudiantes sacó del medio, la pelota cayó llovida sobre el área de Argentinos, Ré la devolvió al medio y Mercado, de media vuelta, batió al azorado Ojeda. Troglio quedó al horno, y salió por propia voluntad.

“Si empatábamos 3-3 me iba igual. Me quedé una semana más porque me lo pidieron jugadores y dirigentes. Pero lo de esta vez fue terrible”, precisó el ahora ex entrenador. “Pasamos momentos muy lindos en el club, por eso decidimos cortarlo acá, antes de que esto se degenere.”

Compartir: 

Twitter
 

El desenfrenado festejo de Estudiantes.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.