libero

Lunes, 28 de abril de 2014

FúTBOL › RIVER NO PUDO GANARLE A OLIMPO Y SE BAJó DE LA PUNTA

Se cruzó el Payaso Mala Onda

Un gol de cabeza de Lugüercio, que hacía tres años que no convertía, amargó al conjunto de Ramón Díaz, que ganaba con un golazo de Carbonero. En el final, Vangioni pegó un zurdazo en el travesaño. Ahora quedó a dos puntos de Gimnasia.

Fue muy curioso el primer tiempo, porque River manejó el juego con suma tranquilidad en los primeros 40 minutos y alcanzó en ese lapso una ventaja más que merecida; y porque Olimpo, cuando se decidió a entrar en escena, logró un gol y estuvo muy cerca de marcar dos más.

Bien parado en el medio para controlar desde ahí los tibios avances con que insinuaba algo el local, con un solo delantero, Cavenaghi como referencia de área, pero con Carbonero y Fabbro alternándose en funciones de ataque, el equipo de Ramón Díaz dio la sensación de tenerlo todo bajo control en el arranque del partido, mientras Olimpo se mostraba frágil en el fondo y cometía errores de distinto calibre. En uno de esos desaciertos defensivos (en este caso se durmió Gil), Carbonero recibió la pelota, se sacó de encima a Villanueva y antes de que lograran taparlo metió el chanfle contra un palo que dejó inmóvil a Champagne. Sin profundidad, pero sin sufrir sobresaltos, River se sentía cómodo. Los bahienses se mostraban tan poco picantes en ataque que su mayor aproximación se dio por una pifiada de Carbonero. Sin embargo, en los últimos minutos de la etapa se dio una cadena de llegadas de Olimpo en jugadas de pelota parada. Un excelente cabezazo hacia abajo de Furios provocó una fenomenal atajada de Chichizola, pero el arquero nada pudo hacer cuando después de un cabezazo de Gissi, el pequeño Lugüercio –también de cabeza– mandó la pelota al fondo del arco. Antes del gol, Valencia desperdició una gran chance elevando la pelota casi en las puertas del área. Y después del gol, cuando River acusaba el impacto y se bamboleaba en el fondo, casi marca Gissi con un remate cruzado que no pudo desviar Gil.

En el segundo período, Olimpo entró pisando fuerte y metió varios centros que inquietaron a la última línea de River, pero la presión no duró demasiado. De a poco, River equilibró el juego y pasó a comandar las acciones a partir de los 20 minutos. Carbonero, un poco golpeado, ya no pesó tanto en el juego, pero Lanzini apareció un poco más y Vangioni empezó a trepar mucho por su costado. River pudo alcanzar la victoria con un tremendo remate del lateral que Champagne alcanzó a desviar con la punta de los dedos y la pelota, tras pegar en un palo, se fue afuera. Olimpo, a esa altura, se había conformado con un empate que a River lo alejó de la punta.


Estadio: Olimpo.

Arbitro: Pablo Lunati.

Goles: 15m Carbonero (R); 44m Lugüercio (O).

Cambios: 59m Kranevitter (5) por Ledesma (R); 67m Simeone por Fabbro (R); 76m A. Martínez por Lugüercio (O); 85m Ferreyra por Furios (O) y Villalva por Rojas (R); 87m Vega por Gil (O).

Compartir: 

Twitter
 

Carbonero ya sacó el zurdazo con comba para clavar la pelota en el ángulo de Champagne.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.