libero

Lunes, 7 de diciembre de 2015

FUTBOL › NO PUDO ANTE INDEPENDIENTE Y JUGARA LA COPA LIBERTADORES DEL AñO QUE VIENE

Racing perdió, pero terminó festejando

El conjunto de Diego Cocca, que se alejó ayer, hizo valer la diferencia del partido de ida. Su rival, que jugará la Sudamericana, estuvo cerca de la hazaña pero falló en la definición, cuando se encontraba con dos jugadores menos.

 Por Daniel Guiñazú

Las grandes emociones de un clásico de altísimo voltaje se condensaron en los cinco minutos finales. A los 45 del segundo tiempo, Juan Martín Lucero recibió de Martín Benítez, clavó su remate entre Saja y el palo izquierdo y puso a Independiente 2-1 arriba en el marcador y a tiro de la proeza: tenía dos hombres menos por las expulsiones de Jesús Méndez y Ortiz. Y un gol mas, nada más, lo clasificaba para la Copa Libertadores al mismo tiempo que lo mandaba a Racing a la Sudamericana. Ese gol, a punto estuvo de llegar en el descuento. Cuando el Cilindro de Avellaneda era un multitudinario nudo en la garganta y en las tribunas, 60 mil hinchas asustados se daban vuelta para no ver lo que creían inevitable, Víctor Cuesta, el zaguero central rojo que se había ido a jugar de centrodelantero, sacó un derechazo cruzado que salió junto al poste derecho. Fue la última inyección de adrenalina de la tarde. Treinta segundos después, el pitazo de Patricio Loustau decretó el triunfo de Independiente y la clasificación de Racing para la Libertadores del año que viene y del Rojo para la Sudamericana de 2016.

Curiosamente, nadie celebró nada. La Academia consiguió su objetivo jugando mal casi siempre. Y el Rojo estuvo al filo de la hazaña haciendo mejor las cosas en casi todo el partido. Tanto que en el primer tiempo tuvo cuatro situaciones muy claras (la primera al minuto, un cabezazo de Lucero que Saja manoteó sobre la línea). Y en el segundo, se puso en ventaja a los 21 minutos con un tiro libre desde la media luna del uruguayo Cristian Rodríguez, que tres minutos antes había reemplazado a Mancuello. Cuando la tendencia favorecía claramente a Independiente, a los 26 minutos, Acuña sirvió un corner desde la izquierda y Lollo, con un cabezazo majestuoso (le sacó medio cuerpo de ventaja a Cuesta), colocó el 1-1 y preparó el escenario rumbo a aquel cierre no apto para espíritus impresionables.

Independiente hizo sus diferencias en el medio. Mancuello y Trejo en tándem por la izquierda y el habilísimo y encarador Martín Benítez viniéndose de la derecha al medio, le posibilitaron al Rojo controlar el juego con mucha soltura y autoridad. Quizás sobraron demasiados pelotazos cruzados en procura de Lucero, el único delantero de punta que acomodó el técnico Mauricio Pellegrino en reemplazo del uruguayo Vera. Tal vez faltó que alguno de los volantes se soltara vacío para desarmar la defensa de Racing. Pero a Independiente la pelota siempre le circuló bien, sus hombres siempre se movieron mejor y en el global de los noventa minutos, redondeó una impresión mucho mas consistente.

En cambio, Racing corrió casi siempre el partido desde atras y rara vez lo pudo alcanzar. Le fue imposible encontrar el balón por la presión que le metió el Rojo y cuando lo pudo localizar, lo desperdició con sus imprecisiones. Aued y Cerro no hicieron pie en el medio, Camacho y Acuña se superpusieron por la izquierda sin resultados concretos y adelante, por la disminución física evidente de Diego Milito, todas las apuestas fueron para Bou, cuyas corridas fueron la única luz de alerta en el tablero defensivo de Independiente. En la segunda etapa, la Academia esperó casi al borde del área chica y recién dejó de lado su talante cauteloso cuando el golazo de tiro libre de Cebolla Rodríguez le pellizcó el amor propio. Tarde pero a tiempo reaccionó Racing. Sólo le alcanzó para una clasificación a la Copa Libertadores tan repleta de angustia que ninguno de sus hinchas se atrevió a levantar la voz para celebrarla.


Estadio: Racing.

Arbitro: Patricio Loustau.

Goles: 66m C. Rodríguez (I); 72m Lollo (R); 90m Lucero (I).

Cambios: 56m Noir por Camacho (R), 63m C. Rodríguez por Mancuello (I) y Nuñez por Milito (R), 67m Pisano por Trejo (I), 84m Pereyra Díaz por Toledo (I), 87m Romero por Acuña (R).

Incidencias: 81m expulsado Méndez (I); 84m expulsado Ortiz (I).

Compartir: 

Twitter
 

Lollo inicia el festejo de su gol, con un gran cabezazo. Su tanto terminó siendo clave para que el equipo lograra la clasificación a la Libertadores.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.