libero

Lunes, 15 de abril de 2013

CONTRATAPA › ANGEL CABRERA PERDIó EN EL DESEMPATE

UN GOLPE

Un putt que se escapó por muy poco le impidió conquistar por segunda vez en su carrera el prestigioso Masters de Augusta. El australiano Adam Scott se quedó con el título. Ese golpe de ventaja costó casi 600 mil dólares...

En un final electrizante, Angel Cabrera perdió en el segundo hoyo de desempate la posibilidad de ganar, por segunda vez en su carrera, el Masters de Augusta, uno de los cuatro grandes torneos del circuito profesional de golf, en el día del cumpleaños número 90 de Roberto De Vicenzo, leyenda argentina de ese deporte. El australiano Adam Scott se convirtió en el primer golfista de esa nacionalidad en lograr este prestigioso certamen. El subcampeonato le representó al cordobés un premio de 864 mil dólares. El ganador, por su parte, embolsó 1,44 millón.

“Así es el golf, la verdad es que hoy dudé un poco, pero pude terminar bien. Tuve la chance en el (hoyo) 18, pero Adam es un justo ganador”, señaló Cabrera, que llegó a Augusta en el lugar 269 del ranking buscando su segundo Masters tras el logrado en 2009 y el tercer “major” de su carrera, tras haber ganado además el US Open en 2007.

Cabrera, que lideró el certamen durante buena parte de la jornada, perdió la ventaja en la segunda mitad del recorrido. Erró por centímetros un birdie en el hoyo 17, pero lo logró en el 18 empatando con Scott, que se veía ya casi ganador. En el desempate, en el hoyo diez, al argentino se le fue por poco el putt que sí acertó el australiano.

Cabrera, de 43 años, y Scott, de 32 años, forzaron el desempate luego de firmar una tarjeta de 279 golpes al cabo de las cuatro vueltas en el Augusta National Golf Club.

Ambos habían igualado el par del hoyo 18, el primero del desempate y donde hicieron birdie en la última ronda, lo que determinó que hubiera desempate. Precisamente en una situación similar Cabrera había ganado el título y la chaqueta verde en 2009. Scott le dio a Australia lo que no pudo conseguir el mítico Greg Norman, segundo en 1996.

Cabrera había comenzado la jornada en la vanguardia junto al estadounidense Brandt Snedeker. Hizo birdies en los hoyos 2 y 7, tras los primeros nueve, y había sacado una diferencia de tres golpes contra Snedeker, su inmediato perseguidor, que de a poco se fue desinflando.

Pero, en el comienzo de los últimos nueve hoyos, cuando la lluvia se hizo intensa, Cabrera comenzó a tener problemas. En el hoyo 10, el cordobés hizo bogey, y en el 13 tiró la pelota al agua, cumplió un golpe de penalización y perdió la cima con otro australiano, Jason Day.

Obligado a arriesgar para no quedarse atrás. consiguió de esa manera dos birdies (hoyos 16 y 18), para cerrar la ronda con 70 impactos, dos bajo el par. Day hizo un begey fatal en el 18; Scott, con un birdie en el 15 y después haciendo par en los tres hoyos finales, creyó que había ganado hasta que Cabrera bajó el par en el último hoyo, y forzó el desempate.

El cuarto puesto fue para el estadounidense Tiger Woods (283), número uno del mundo. Woods deberá seguir esperando para reanudar la caza del record de Jack Nicklaus: su cuenta de “majors” sigue estancada en 14. El estadounidense, que el mes pasado recuperó el cetro del mejor golfista del mundo, posición en la que no estaba desde octubre de 2010, no gana el Masters desde 2005 y no triunfa en un “major” desde 2008. Acumula 14 “grandes”, pero sigue a cuatro del record histórico de 18 de Nicklaus.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.