libero

Lunes, 26 de enero de 2009

TENIS › BECKER Y EL TENIS ALEMAN

“Tocamos fondo”

“El tenis alemán tocó fondo y probablemente nunca haya visto tiempos peores”, opinó el alemán Boris Becker, al terminar la primera semana del Abierto de Australia, con los 20 jugadores de su país ya eliminados. “Hubo otros tiempos en los que conocimos grandes éxitos deportivos y ganábamos mucho dinero. Pero ahora no hay una Steffi Graf, una Anke Huber, un Michael Stich y tampoco un Boris Becker”, dijo el ex tenista en una entrevista que publicó ayer Bild am Sonntag. Becker consideró necesaria una completa reforma de la Federación Alemana de Tenis (DTB), de modo que surjan nuevas promesas en el tenis alemán, y se pueda reformular integralmente la estrategia para su promoción.

“Los tiempos cambiaron pero, en lugar de solucionar los problemas, hubo acciones descuidadas por parte de la DTB. No veo una postura clara de la Federación, ni en lo deportivo, ni en lo político. Otros países exitosos en tenis, como España o Francia, nos muestran lo que hay que hacer”, agregó.

“El torneo de Rothenbaum perdió su categoría de Masters”, se lamentó Becker. “Y la DTB, encima, gasta muchísimos millones de dólares en su demanda frustrada contra la ATP. En la Federación se eligieron los socios internacionales equivocados. Los dos grandes torneos, el masculino de Rothenbaum y el femenino de Berlín, se vendieron a Qatar.”

“No se trata de buscar culpables”, opinó Becker sobre Georg von Waldenfels, presidente de la DTB. “Soy amigo de Georg y nos sentamos juntos en el consejo asesor del Bayern Munich. Pero creo que la DTB debería preguntarse si aprendió algo de los errores de los últimos diez años, y si no puede sacar enseñanzas de todo lo que pasó. En mi opinión, la Federación debería renovarse política y deportivamente.”

Becker ganó seis Grand Slam –tres veces Wimbledon, dos abiertos de Australia y un Abierto de Estados Unidos– durante su carrera en los años ‘80 y ‘90, y fue el número uno del mundo. Tommy Haas y Nicolas Kiefer, de quienes en algún momento se pensó que podían ocupar su lugar, sufrieron diversas lesiones y no consiguieron la consistencia necesaria, sin llegar nunca a estar a la altura de lo que prometían, aunque Haas fue por unas semanas número dos del mundo. Precisamente, Haas fue el último jugador en ser eliminado del Grand Slam de Melbourne, cuando el sábado perdió contra el número uno del mundo, Rafael Nadal.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.