libero

Lunes, 10 de agosto de 2009

TENIS › DEL POTRO, CAMPEóN EN WASHINGTON

No tiene dramas con los derechos

Así como había vencido a Fernando González en semifinales, ayer le tocó a otro diestro, Andy Roddick, caer en un final de replay ante el tandilense, que se embolsó 300 mil dólares por la victoria. Es el sexto título ATP del argentino.

Tercer set en Washington, calor insoportable. Tie-break, 6-3 arriba, triple match-point para Juan Martín del Potro. Andy Roddick levanta trabajosamente la desventaja, 6-6. El tandilense consigue un cuarto punto para partido, 7-6, y la bola restante, un drive cruzado, se va contra el fleje. ¿Es buena? ¿Es mala? De su suerte depende el partido. Del Potro pide el “ojo de halcón”, el replay televisivo que permite decirlo. Los dos tenistas se acercan a la red para ver desde allí la imagen decisiva. Y la estela de la pelota electrónica cae sobre el fleje, lo toca. Es buena. Es tanto. Es partido. Es campeonato. En el court, Del Potro lo ha visto por televisión. Abre los brazos. Festeja. Es otra vez el campeón de Washington.

El sexto mejor jugador del mundo le ganó a Andy Roddick (5) 3-6, 7-5, 7-6 (8-6), tras dos horas y media. De esta manera cosechó el sexto título de su fructífera carrera, ya que antes había ganado Kitzbühel, Stuttgart, Los Angeles y Washington, el año pasado, y Auckland, durante la presente temporada. Con este título alcanzó a José Luis Clerc, quien fue campeón en Washington en 1981 y 1983, y se acercó a un título de Guillermo Vilas, quien se coronó aquí en 1975, 1977 y 1979.

Del Potro defendió con éxito su título en Washington y emuló al estadounidense Andre Agassi, el último tenista que ganó dos veces seguidas este título, en 1998 y 1999. Segundo favorito del torneo detrás de Roddick, fue de menor a mayor en su juego y terminó sacando de manera increíble al conectar cinco aces en ese electrizante tie-break del tercer set. En la cuenta final, Del Potro conectó 19 aces, dos menos que su rival, pero los cinco aces en el tie-break –sobre ocho puntos que ganó– constituyen todo un record.

“Estoy muy cansado, pero muy feliz. Realmente hacía mucho calor y era difícil jugar. Es increíble haber ganado este título y ante un gran jugador como es Andy”, comentó Del Potro, quien apenas tenía fuerzas para levantar el trofeo. “Los dos jugamos un gran partido. Fue muy parejo y apenas pude imponerme en el tie-break del último set.”

Los dos tenistas jugaron un encuentro muy parejo y el local se llevó el primer set con un solo quiebre. En el segundo parcial, el que “golpeó” primero fue el tandilense, quien le quebró el saque y tomó una ventaja de 5-3, pero no lo pudo cerrar y, tras perder el suyo, el cotejo se igualó en cinco. No obstante, el argentino pudo mantener la calma para volver a quebrarle el saque a Roddick y así ganar el parcial por 7-5.

En el último y definitivo set, el estadounidense usufructuó dos errores impropios de top-ten por parte de Del Potro –un smash muy fácil, seguido de una doble falta– para quebrarle el saque, pero el argentino se mantuvo en el partido al recuperar el quiebre. Así llegaron al tie-break.

Roddick había entrado a Washington después de su épica final de Wimbledon, el 5 de julio, frente al suizo Roger Federer, cuando perdió 16-14 en el quinto set. El jugador de Omaha tuvo en su mano culminar una gran semana, pues el jueves sumó la victoria 500 de su carrera al derrotar a su compatriota Sam Querrey. Pero Del Potro se la aguó: está invicto contra el estadounidense.

Compartir: 

Twitter
 

El festejo de Del Potro tras haber ganado su sexto título ATP.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.