libero

Lunes, 25 de enero de 2010

FúTBOL › LOS TRES CICLOS DE BIANCHI EN EL CLUB DE LA RIBERA

Rosas y lágrimas, según pasan los años

- 1998. Bianchi llegó a Boca de la mano del entonces presidente del club, Mauricio Macri, y logró lo que ningún técnico había conseguido. Arrancó el ciclo más exitoso y se convirtió en el entrenador más ganador de la historia de Boca. En el año del debut ganó invicto el torneo Apertura, con una efectividad del 79 por ciento.

- 1999. Boca gana el torneo Clausura, con una sola derrota, con la que corta la racha invicta de 40 partidos con la que superó la marca del histórico Racing de José Pezzutti, con 39. La efectividad sigue arriba, 78 por ciento. En el Apertura, con 12 triunfos, seis empates y dos derrotas y una efectividad del 72 por ciento, se queda con el subcampeonato. La ilusión, el tricampeonato, pero perdió el superclásico con River, que terminó llevándose el título.

- 2000. Un año perfecto. Boca gana su primera Copa Libertadores con Bianchi, venciendo en la final por penales al Palmeiras. Ese año, con la misma efectividad que en la edición del ’99, gana el torneo Apertura (72 por ciento de efectividad) y, la frutilla del postre, en diciembre se adjudica la Copa Intercontinental en Japón frente al poderosísimo Real Madrid.

- 2001. Gana la segunda Copa Libertadores consecutiva, al derrotar en la final, también por penales, al Cruz Azul de México. En Japón, cayó por la Intercontinental ante el Bayern Munich y Bianchi concluyó su primer ciclo en el club.

- 2003. El entrenador vuelve a Boca nuevamente de la mano de Macri, con quien va a tener varios cortocircuitos. El ciclo fue más corto, pero con Bianchi en el banco el equipo reflotó su mística ganadora. Boca se adjudicó la Copa Libertadores frente al Santos, la Copa Intercontinental frente al Milan, de Italia, por penales, y el torneo Apertura.

- 2004. Luego de eliminar a River en las semifinales, en aquella serie que se jugó sin hinchas visitantes en la Bombonera y en el Monumental, pierde sorpresivamente la final de la Copa Libertadores frente al modesto Once Caldas, de Colombia. Enojado, decide no recibir la medalla por el segundo puesto. Después decide poner fin a su segundo ciclo en el club. Es el técnico más ganador, con una cosecha de nueve títulos: cuatro torneos locales, tres Libertadores y dos Intercontinentales.

- 2009. El presidente de Boca, Amor Ameal, lo convence para que se convierta en manager del club. Un cargo que, en medio de las internas entre dirigentes, le trajo más sinsabores que alegrías.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Rosas y lágrimas, según pasan los años
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.