radar

Domingo, 1 de abril de 2007

SALí

Hoy: pascuas y pesaj

 Por Julieta Goldman

La quesería kasher

Un almacén de Once donde comprar todo para el Pesaje.

En esta época del año suelen coincidir la celebración de la Resurrección de Jesús (más conocida como Pascuas) con la conmemoración por la liberación de los judíos de Israel después de dos siglos de esclavitud en Egipto (Pesaj o fiesta de la libertad). Para aquellos que buscan alternativas a la hora del festejo, Radar sugiere distintas opciones: lugares donde encargar los pedidos, o bien ir personalmente a comprarlos, y restaurantes donde no hay que mover un dedo, sólo sentarse y esperar a ser bien atendidos.

“Este año en La Quesería... y el año que viene en Yerushalaim”, dice un cartel que atraviesa desde el techo al mediano almacén del Once. Todo tipo de artículos nacionales e importados (de Israel, principalmente) habitan las góndolas improvisadas de esta quesería kasher. Salchichas sin piel, pastrón, dátiles, hojas de parra, masas secas, vino dulce, arenque, matzá, dulce de membrillo y krein (clásico aderezo con salsa de remolacha) son algunos de los productos que se pueden descubrir. También hay variedades de granja como quesos, huevos y cremas.

La ley judaica divide los alimentos en dos grandes grupos adversarios: los prohibidos o Taref y los permitidos o Kasher que, según los preceptos dietéticos religiosos y para proteger la salud, no permiten juntar carne y leche, ni comer cerdo ni peces sin aletas y escamas, u obligan a matar de determinada manera a los animales, entre otras normas que tienen por objetivo cumplir los mandamientos que rigen las leyes de la Torah, desde hace más de 3500 años. Dentro de la gastronomía kasher, La Quesería fue uno de los primeros supermercados integrales en abrir en ese barrio, atendido por sus dueños hasta el día de hoy. Aunque lo de la atención es un decir, porque podría advertirse que es casi ausente y que el método autoservicio funciona a la perfección, salvo por una simpática abuela que, desde la caja, brinda sonrisas no sólo a sus nietos que juegan alrededor del local.

La Quesería queda en Viamonte 2438 (entre Azcuénaga y Larrea). Tel.: 4966-1926.

Bendita dulzura

Exquisiteces elaboradas por monjas benedictinas.

Cuenta la tradición que los primeros cristianos consideraron el huevo como un símbolo del regreso de Jesús y que por eso fue incluido en los aspectos sacros de la celebración pascual. Aquellos que quieran confirmar y/o completar la historia, y que además deseen realizar algunas compras típicas de Pascuas en un lugar curioso, una opción posible es la Abadía de Santa Escolática de las monjas benedictinas, en Zona Norte, más específicamente en una manzana de Punta Chica (Victoria).

Ora et labora —el trabajo y la oración— son los pilares de la vida monástica, y por eso ellas se entregan con dedicación no sólo a cultivar la liturgia como signo eminente de su vida de alabanza y oración a Dios sino también al trabajo en sus formas más variadas. Roscas y huevos de Pascua (en formas de conejos y ratones, finamente decorados), artesanías de chocolate, alfajores variados, colaciones, galletitas, tortas galesas, inglesas, de frutos secos, budines y otros deliciosos productos de fina elaboración se ofrecerán para esta Semana Santa en la Abadía de las monjas de clausura. Desde hace unos años agregaron a sus ya acostumbrados trabajos de arte, imprenta, encuadernación y ornamentos litúrgicos una nueva actividad: la de repostería artesanal que, iniciada modestamente, alcanzó en la actualidad una bien merecida fama. A la fabricación de pan dulce agregaron rápidamente una amplia y novedosa gama de productos hipercalóricos. Al poco tiempo, las monjas sorprendieron con el inicio de una chocolatería cuyos productos atraen a los cultores de golosinas.

“Es una forma de ganarnos el pan y desarrollar una labor. Es un trabajo para Dios en el que ponemos lo mejor de nuestra parte, quizá por eso sale como sale”, explican las monjas a propósito de la sorprendente calidad de sus productos. Comprar en el sobrio local de la Abadía es, en cierta forma, una experiencia religiosa en la que la tranquilidad del monasterio es bienvenida.

Abadía Santa Escolástica queda en Martín Rodríguez 547, Punta Chica (Victoria). Tel.: 4725-2829.

Fiesta de libertad

Un bistró dedicado a la cocina judía y centroeuropea.

Las noches del martes 3 y miércoles 4, Mamá Europa, bar y bistró especializado en Cocina Judía y Centroeuropea, ofrece un menú especial para la celebración de Pesaj. No faltarán los platos típicos: sopa de pollo con knéidalaj; gefilte fish con jrein, yarkoie con papas, vino kasher y tinto, y más manjares que pretenden recuperar los sabores del pasado, la cocina de madres y abuelas. Ambas noches, Jorge Schussheim, anfitrión y creativo gastronómico del lugar, realizará la lectura de la Hagadá (en hebreo significa “relatar”), texto que indica cómo debe ser la celebración paso a paso. La estructura misma del libro simboliza los lazos entre el pasado, el presente y el futuro del pueblo de Israel.

El inicio de la fiesta lo marcan las velas. Sobre la mesa se presenta la Keará, bandeja especial donde se colocan el Beitzá —huevo duro— que simboliza la vida y el destino; la pata de cordero o el pollo asado simbolizan el sacrificio del cordero pascual. El “Jaroset” —una mezcla de manzana, nueces y azúcar— recuerda el color de la arcilla, elemento utilizado por los Hijos de Israel para construir pirámides y ciudades egipcias. Los demás elementos son: “Maror”, “Karpas” y “Jazeret” —hierbas amargas—, que recuerdan la amargura y sufrimiento de los antepasados, cuyas vidas esclavizadas eran duras y amargas. Pero el símbolo central es la matzá —pan ázimo, sin levadura—, que rememora los días de tristeza y oscuridad.

Una vez completo el ritual, llega la mejor parte: hora de comer, compartir y conmemorar el pasaje de la esclavitud a la libertad. Qué mejor forma para festejarlo que degustar sin culpa manjares dulces, salados y agridulces (clásico en la cocina judía). Y nada de privarse: total, la fiesta dura siete largos días. En Las Cañitas hay sesenta lugares para quienes quieran reservar su cubierto especial de Pesaj por $ 75.

Mamá Europa queda en Matienzo 1599, esq. Migueletes. Reservas al 4772-0926 / 4777-3835.

Menú de vigilia junto al río

Un recóndito restaurante de club náutico, atendido por su dueño.

Frente al río, en el puerto de Olivos, se encuentra el restó del Yacht Club, comandado por el entrerriano Mariano Molina, chef y anfitrión. Como todo lugar escondido y de difícil acceso despierta particular intriga. Se trata de un restaurante de club náutico que abre sus puertas a todo público de martes a viernes y rinde exclusividad a sus socios sábados y domingos.

Para la semana de las Pascuas el lugar ofrece un menú de vigilia gourmet especialmente elaborado para esta ocasión. ¿Qué incluye? Chupín de pez ángel, nero a las brasas con vegetales a la parrilla, merluza a la dugler con vegetales cocidos en el caldo de cocción, chernia a la bizcaína ($ 19), empanada gallega en cazuela de barro (para compartir) y clásica rosca de Pascua. Se destacan los pancitos caseros saborizados y el toque glamoroso de las bocatas de limón y albahaca y de menta (pequeños bocaditos helados que se ingieren para cambiar el sabor entre plato y plato).

La ventaja de que el dueño del lugar sea también su chef y además oficie de mozo es su poder de persuasión y convicción para sugerir platos. Y por supuesto, tiene el don de lograr que cada comensal disfrute del plato elegido. La especialidad del lugar son las carnes y sus diferentes cortes; lomo, bife de chorizo, cordero, conejo californiano. Es sabido que en Pascuas están prohibidas, pero quizás este año con los grotescos precios de la merluza, es probable que la Iglesia autorice a comer carne en Semana Santa. Por último y casi a modo de orden es obligatorio guardarse lugar para los postres que incluyen variedades de sabores atípicos de helado.

El restó cuenta con estacionamiento interno y vigilancia privada a cargo de la Prefectura Naval. Los pagos son sólo en efectivo. Hechas todas las aclaraciones pertinentes, no vale ir de cabeza al río si en la billetera sólo reposa la tarjeta de crédito.

El restó del Yacht Club Olivos queda en J. B. Alberdi 315. Abierto de martes a viernes de 10 a 24. Sábados y domingos de 8 al cierre. Tel: 4794-7009, 15-4939-1612.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.