radar

Domingo, 15 de abril de 2007

YO ME PREGUNTO

¿Por qué se llama “Alatriste”?

Porque “Alalegre” ya estaba registrado en el Registro Nacional de la Propiedad Intelectual”.
Joaquín Pérez Volverteaver

Porque Alá no puede estar alegre al ver que nos quieren robar el petróleo que él nos puso bajo nuestro subsuelo.
Mahmud de Bagdad

Por dolores que me diste,
fuera de toda razón,
rompiendo mi corazón,
bien te llamas, Alatriste
Sarita Montiel, la cupletera

Porque el actor casi vuela, pero todavía no pegó.
El dealer que estudió publicidad en la Ort

No sé, pero nuestro Pantriste, Tristán y la productora Trieste deberían responder por el pobre capitán.
Tristenzo

Según Anatole France, “no se puede ser feliz sino a costa de cierta ignorancia”. Bien. Si uno tiene alas, vuela. Si vuela, se eleva. Si se eleva, se hace más sabio (y menos ignorante, si se me permite acotar). Si uno es menos ignorante, es menos feliz. Y entonces se pone triste. Resumiendo: alatriste.
Horacio, de La Plata

Porque en mi feudo no quiero a esos intrusos llamados maestros.
Pérez Re-Verte Zoobich-o

Porque soy el ala derecha que está triste, la otra ala queda en una tierra petrolera al lado de Los Andes.
Il Soprano Tony Gaseotto.

¡¡¡¿¿¿Lo qué???!!! ¿¿¿¿Alatriste???? Aladelta papá... she dishe aladelta.
Gu5anito desde los aires (los buenos)

Porque se la quebró el corralito.
Natalia Soledad Zerbonia, internada en el Alvear por adicción a Internet

Porque se quemaba el ala del boening mientras saint exiuperry gritaba: “¡Entiendan la metáfora! ¡La rosa es la esposa celosa!”.
Rosita, la amante en llamas

Porque Viggo es un cuervo triste.
Xeneixe de alto vuelo

No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente y en sus comienzos el capitán Diego Alatriste estaba prófugo de la Justicia, y el encargado de capturarlo no era ni más ni menos que el gran comisario, quien mandó a que todos sus desaforados hombres rodearan el pueblo escondidos y en cuanto apareciera Diego lo capturaban. Pasados los días Diego no aparecía, hasta que un día el comisario desde su escondite vio que lo que parecía ser una mujer tapada y llorando, pero entrado al pueblo vio que era Diego, y gritó a sus hombres “Vamos, todos a la triste”. Cuando lo arrestaron empezaron todos a cantar “a la triste... a la triste”, y como el castellano no estaba tan evolucionado y el encargado de llenar la planilla prontuarial era el disléxico cabo Gómez le escribió como apodo “alatriste” todo junto.
Gonzalo estudiante de Derecho y adicto en recuperación de Derqui

El verdadero apellido era Bolastristes pero todos lo tomaban para el churrete... además arrastrar un ala triste no causa demasiada congoja, pero arrastrar las bolas, es espantoso.
Viggo Boluden al Trotensen

Para la próxima:  ¿Por qué a los dólares del Banco Central le dicen “reservas”?

Para criticarnos, felicitarnos, proponer ideas, mandar sus respuestas, fotos descabelladas, objetos insólitos, separados al nacer o dudas a evacuar: fax 6772-4450 [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.