radar

Domingo, 19 de diciembre de 2010

VALE DECIR

Honestidad brutal

Así como se habla de polacos criminales se puede hablar de polacos honestos hasta la abnegación. Tampoco es cuestión de caer en el estereotipo: al fin y al cabo ya bastante tienen los polacos con ser los “gallegos” de los chistes norteamericanos y con ser la primera parada obligada de todo aquel que quiere dominar Europa.

El sargento Andrzej Tymanski, de la ciudad de Bialogard, tenía que cumplir con la famosa “cuota”, es decir, un mínimo de dinero en multas a lo largo del día. “Pero no estaba preparado para multar a alguien que no hubiera hecho nada”, declaró el honestísimo oficial.

Tal como narra el diario británico Metro, el policía polaco entonces se multó a sí mismo: caminó sobre las vías del tren e ipso facto se castigó con la suma necesaria para llegar al objetivo diario. Tal es la honestidad del sargento que ni siquiera se le ocurrió multarse directamente; era imprescindible también cometer el crimen.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.