radar

Domingo, 19 de diciembre de 2010

VALE DECIR

El azote de los tiburones

Un tiburón estaba arruinando la temporada del resort egipcio Sarm El Sheikh. Con cuatro heridos y un muerto, la cosa podía haberse tornado fea si no hubiera aparecido un insospechado héroe: el serbio Dragan Stevic.

El temerario europeo del Este estaba demasiado borracho como para recordar el incidente pero uno de sus amigos contó lo que pasó a MINA, una agencia de noticias de Macedonia.

Después de una larga, larga noche de alcohol, a Dragan se le dio por ir a la playa a nadar. Cuando él y sus amigos llegaron a la orilla, de golpe Dragan le dijo a alguien “teneme la cerveza” y salió corriendo hacia un trampolín. Fue tan rápido que nadie atinó a detenerlo siquiera; al fin y al cabo el serbio no era el único que había tomado esa noche.

Stevic tomó un gran impulso y cayó al mar desde lo alto; lo desconcertante para sus amigos fue que no salpicó mucho. Se las arregló para volver a la orilla y explicó que se había torcido el tobillo, que el agua no estaba tan blanda.

Lo que no es blando es la cabeza de un tiburón y ahí es donde había aterrizado el que ahora es el invitado de honor del resort. La bestia marina acechaba en el agua, buscando su próxima víctima; el serbio borracho le cayó en la cabeza y lo mató de inmediato. La policía egipcia encontró el cadáver del tiburón más tarde en la playa.

Los medios egipcios bautizaron a Dragan como “Shark El Sheikh” y le agradecieron por salvar la temporada de playa. Luego de que se recuperó en el hospital de su intoxicación alcohólica, Dragan volvió al resort a disfrutar de sus vacaciones que, como no podía ser menos, terminaron siendo gratis.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.