radar

Domingo, 19 de diciembre de 2010

VALE DECIR

De meter, sólo la pelota

Cuenta el Huffington Post que Sepp Blatter, presidente de la FIFA, insiste con que los votos que se llevaron Rusia y Qatar no tuvieron nada que ver con el dinero sino con llevar el fútbol más allá de las fronteras: ambos países serán sede del Mundial de Fútbol en el 2018 y el 2022, respectivamente.

Esto disparó las alarmas de grupos LGBT en Inglaterra: Moscú, la capital de Rusia, prohíbe la Marcha del Orgullo Gay desde hace años; en Qatar la homosexualidad es ilegal y se castiga con azotes o cárcel.

En el país árabe tampoco se puede beber alcohol. Blatter declaró que “es otra cultura y otra religión, pero en el fútbol no tenemos fronteras”. También agregó que “abrimos todo a todos y no habrá discriminación, el que quiera ir a ver un partido en Qatar, verá el partido que quiera”.

La tolerancia, claro, llega nomás hasta ahí. El presidente de la FIFA también recomendó que los fans homosexuales de fútbol se abstengan de tener actividades sexuales en Qatar. Sólo se los recomienda a los fans porque, como sabe todo el mundo, los futbolistas homosexuales no existen.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.