radar

Domingo, 28 de julio de 2013

VALE DECIR

No para de sonar

Como un mal sueño de esos que se repiten noche tras noche, el pegadizo hit “Blurred lines” no para de sonar por el mundo. Obra del cantante, compositor y productor Robin Thicke (que además es hijo del actor Alan T, el papá de la tira ochentosa Growing Pains), el tema vuelve a liderar el chart Billboard’s Hot 100 por séptima semana consecutiva y sigue levantando polvareda en YouTube, con un clip que presenta al carilindo junto a T.I., Pharrell y una cantidad de modelitos desnudas que les bailan, dicen “miau” y juegan con animales como dios las trajo al mundo. Todo al son, por supuesto, de una letra “sugerente” donde se canturrea sobre “límites borrosos” al grito de “Yo sé que lo querés, yo sé que lo querés” y donde una gráfica de fondo asegura que “Robin Thicke tiene un gran P...”.

Nada nuevo bajo el sol: de meses a la fecha, el tema (y su correlato visual) ha generado revuelo. La novedad, sin embargo, ocurrió esta semana cuando Mod Carousel, un grupo boylesque con base en Seattle, decidió recrear el clip en una parodia donde los sexos están invertidos: tres chicas —Caela Bailey, Sydni Deveraux y Dalisha Phillips— cantan su versión alterada, mientras unos jóvenes cabareteros se pasean entre ellas sueltitos de ropa. Lo curioso es que, mientras el video del canadiense está disponible en la web, la opción caricaturesca de este grupo fue inmediatamente levantada de YouTube por poco pudorosa (aun cuando los muchachos están más vestidos que las jovenzuelas del original). Así y todo, finalmente ha quedado entre los videos virales de las últimas horas, sumando más de un millón de clicks en apenas tres días, y contando.

“Hicimos este video para mostrar el amplio espectro de sexualidades y para presentar tanto a hombres y mujeres bajo una luz positiva donde la mujer puede ser fuerte y sexy sin repercusiones negativas y donde la objetivación del hombre está bien”, explica Mod Carousel sobre su iniciativa. Iniciativa que, por cierto, se suma a cantidad de parodias disponibles online, como un recientísimo mash-up del ex presidente Clinton “cantando” “Blurred lines”, obra de los muchachos de BarackDubs, especialistas en tomar partes de discursos y convertirlos en canción.

Para la ocasión, abandonaron al rítmico Barack y pusieron a tararear a Bill en una versión sin desperdicio que, dado el pasado del marido de Hillary, le sienta perfecto. ¿El también se jactará de su gran P...? ¡Cuidado! ¡Que es un presidente!

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.