radar

Domingo, 31 de octubre de 2004

FAN

Yo tengo un elefante

Una escritora elige su escena de película favorita: Ana María Shua y Dumbo

Por Ana María Shua

La madre está presa, encerrada injustamente, por el solo delito de haber luchado para defender a su hijito de una muchedumbre salvaje. Es de noche. Acompañado por un amigo, burlando a los guardias, el pequeño consigue llegar hasta su madre y la mira con amor y ansiedad a través de las rejas. Deslizando su trompa a través de los barrotes, la mamá de Dumbo levanta al pequeño y lo hamaca en el aire mientras una música increíble, grosera y eficazmente destinada a conmover, exprime hasta la última lágrima de los ojos de los espectadores. Sublime.
Dumbo se estrenó en 1941, diez años antes de que yo naciera. Fue concebida en la época de los melodramas y lleva el género a lo quintaesencial. ¡Es que llorar es tan lindo! Después, por supuesto (y también esto es una característica del género) todo se arregla. Aleccionado por sus amigos cuervos, Dumbo demuestra que puede volar y se convierte en la estrella del circo. El final feliz es necesario y aceptable, pero no llega a las cumbres de emoción que provoca el melodrama. Vi esa película veintiún veces en el cine y muchas más en video. Si esa escena me parece una de las más emocionantes de la historia del cine (sólo comparable, tal vez, a la muerte de la mamá de Bambi), en la misma película figura una de las secuencias más imaginativas, raras y geniales. Dumbo está borracho y ve, como en la expresión en inglés, elefantes rosados. Un loco desfile de elefantes explora todas las variantes posibles del dibujo animado, en un despliegue de imaginación visual que anuncia y contiene todo lo que vendrá muchísimo años después, por ejemplo, en El Submarino Amarillo. Es experimentación, exploración de recursos, fantasía. Los que acusan a Walt Disney de convencional, no vieron Dumbo. Chase them away, chase them away, they’re elephants on parade.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.