radar

Domingo, 31 de octubre de 2004

El momento crítico

La sorprendente Suerte rota se pregunta cuál es el secreto del cambio.

Por C. P.
¿Qué es lo que hace que las cosas cambien de signo, las personas pasen de la hostilidad al encuentro y las situaciones de la aspereza al placer? Suerte-rota, la breve y encantadora pieza de danza-teatro de Silvia Gómez Giusto, aborda estos interrogantes sin usar casi palabras, valiéndose de tres intérpretes dúctiles y un ambiente doméstico. Lo poco que se sabe de los personajes es que parecen poseídos, como si fuerzas extrañas los obligaran a bailar sus estados de ánimo al ritmo de una música que pasa por aires cosacos, clásicos, operísticos y hasta punks.
Sólo dos hechos fortuitos alteran al trío: la irrupción de un cuarto personaje (la misma Giusto, enjaulada y convertida en una ofrenda de cumpleaños afrancesada) y las dos enormes sandías que caen del techo, estallan en mil pedazos y tiñen la escena de fucsia. Recién entonces la rivalidad entre los hombres se aquieta y la atracción entre uno de ellos y la chica puede fluir. “Trabajamos mucho con la sensación de que todo está mal hasta que, de repente, sucede algo mínimo, inesperado, incluso ridículo, que provoca un cambio.”
Laura Dzwonik, Diego Brizuela y Ariel Jaenish manejan una energía envolvente hasta en los momentos más amargos. Tienen gracia, dominio técnico y una expresividad muy fuerte que imprime calidez y humor a la obra. Verlos bailar es una experiencia francamente afortunada.

Suerte rota, los sábados
a las 20.30 en El Sportivo
Teatral (Thames 1426).

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.