radar

Domingo, 20 de enero de 2008

EL MUSEO DE LA MUJER, O LO QUE SE PUEDE VER DE éL

Un museo en carpeta

La dirección del Museo de la Mujer que figura en la Guía de los museos de la ciudad de Buenos Aires es un edificio de departamentos, en el que la institución aparece como 8 “A”. Por el portero eléctrico la voz de una señora pide que la esperemos y cuando baja, estira las manos para mostrar, orgullosa, el museo. El museo es la carpeta. O mejor: la carpeta vendría a ser, por ahora, el museo. Lo que no es igual a decir que el museo –como la mujer para Lacan– no existe. La señora sugiere mejor ir a la Librería de Mujeres, donde actualmente se exponen las muestras de este ente femenino tan volátil que puede ser tanto un timbre, un sobre de papel o una librería.

Esta es la situación actual, aunque los avatares de la institución comenzaron hace dieciocho años, cuando la historiadora feminista Graciela Tejero Coni propuso el proyecto a la Dirección de Museos, durante el breve lapso en el que trabajó allí. Esto fue en 1989 y la por entonces Municipalidad de Buenos Aires, en pleno apogeo menemista, prefirió dedicarse a la construcción del mucho más rentable Museo de Carlos Gardel y dejar el tema de las mujeres para más adelante. El proyecto pasó a manos del Movimiento de mujeres, donde Tejero Coni se encuentra acompañada por otras profesionales, intelectuales y artistas que se dedican desde ese momento hasta hoy a pensar actividades y pasos a seguir. Las varias muestras que organizaron fueron realizándose alternativamente en la Manzana de las Luces, el Museo Roca y la mencionada Librería y los temas fueron tan variados como un homenaje a Lola Mora, una muestra de extravagancias filatélicas, una de objetos cotidianos femeninos tales como un tapiz o una plancha. La personería Museo de la Mujer ya es de ellas y ahora únicamente falta conseguir un edificio donde pueda funcionar de manera estable. Este año la Cámara de Diputados lo declaró “de interés” y vio favorable la otorgación de un inmueble. Pero para eso es imprescindible la intervención del Poder Ejecutivo.

¿Por qué es necesario un Museo de la Mujer? Tejero Coni explica que en Alemania, Italia, los Estados Unidos, Inglaterra y Senegal hay museos como éste, y bromea diciendo que si en Argentina hay un Museo del Jamón, no suena tan descabellado que exista uno de la Mujer. Además, si funciona en Buenos Aires un Museo de El Hombre que habla por todos, no estaría mal entonces que haya uno de la mujer para las particularidades que puedan escabullírsele.

Librería de las Mujeres, Hipólito Yrigoyen 1536, lunes a viernes de 10 a 21.

Compartir: 

Twitter
 

RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.