radar

Domingo, 7 de marzo de 2010

> Otras cinco películas country que valen la pena

Nashville (1975) de Robert Altman: Tennessee es sede de las primarias presidenciales de un candidato “populista” y en la película, en el estilo que Altman hizo propio, se cruzan cantidad de personajes –músicos, políticos, actores, periodistas– sin que ninguno sea el protagonista y logrando que todos encarnen a los años ‘70 en Estados Unidos. Memorables: la estrella country Barbara Jean (Ronee Blakey) y el country-rocker decadente Tom Frank que encarna Keith Carradine. Ambos, además, son autores de las canciones que interpretan.

La hija del minero (1980) de Michael Apted: la biopic de la estrella del country Loretta Lynn, una mujer salida de la extrema pobreza hasta alcanzar el estrellato de Nashville, siempre junto a su duro y oscuro esposo –con quien se casó cuando ella tenía trece años–. El es Tommy Lee Jones, ella es Sissy Spacek, que cantó las canciones de Lynn y se ganó el Oscar a Mejor actriz.

Tender Mercies (1983)de Bruce Beresford: Robert Duvall es Mac Sledge, un músico country que perdió su estrella en el alcohol y desaparece de la escena empleándose en una desolada estación de servicio de ruta. Allí conoce un nuevo amor, que será su inspiración. La película y el personaje de Mac hacen acordar tanto a Bad Blake de Crazy Heart que el director (Scott Cooper) incluyó a Duvall como amigo de Blake, y lo hace cantar un poco, a cappella, para que quede claro el guiño y el homenaje.

The Thing Called Love (1993) de Peter Bogdanovich: una de las últimas actuaciones de River Phoenix (que interpreta a James Wright, un joven compositor a punto del saltar al éxito) y casi una película de culto sobre un grupo de jóvenes que buscan un lugar en la competitiva Nashville. El mejor momento: el dúo de Phoenix y Samantha Mathis con “Blame It On Your Heart”; y la obviedad del talento de Phoenix, que canta con aplastante carisma.

Walk The Line (2005) de James Mangold: imposible, quizá, hacerle justicia al patriarca Johnny Cash con una biopic. Pero Mangold cumple con las escenas mitológicas –el encuentro con Sam Philips, el show en Folsom Prison– y Joaquin Phoenix está realmente increíble como Cash, mucho más que Reese Whiterspoon como June Carter (y, sin embargo, ella se llevó el Oscar).

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • > Otras cinco películas country que valen la pena
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.