SANTA FE › POR QUE NO SALE LA LEY QUE DESPENALIZA LA PROSTITUCION Y EL TRAVESTISMO

La moral y las buenas costumbres

Los proyectos legislativos para suprimir tres artículos del Código de Faltas ya pasaron por tres etapas: perdieron estado parlamentario, fueron presentados nuevamente por la oposición y ahora duermen en algún cajón
de la Legislatura santafesina.

Desde Santa Fe

A casi dos años de la intención del gobernador Jorge Obeid de despenalizar la prostitución y el travestismo en la provincia -un anuncio que hizo en enero de 2004 cuando recibió al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, poco después del asesinado de Sandra Cabrera- los proyectos legislativos para suprimir tres artículos del Código de Faltas ya pasaron por tres etapas: perdieron estado parlamentario, fueron presentados nuevamente por la oposición y ahora duermen en algún cajón de la Legislatura. "No hay hubo voluntad política para tratar este tema", advirtió el presidente de la comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados, Raúl Lamberto. Los legisladores del PJ ya demostraron que no están dispuestos a votar las iniciativas del arco opositor, esperan un mensaje del Poder Ejecutivo que también fue anunciado hace un año, en noviembre de 2004, pero que sólo fue eso: un amague, porque aún no llegó a las Cámaras.

Lamberto repasó esta semana la situación de los proyectos para derogar tres artículos del Código de Faltas: el 83 que pena la ofensa al pudor, el 87, la prostitución escandalosa y el 93, travestismo. "El primero que presentó el ex diputado Eduardo Di Pollina ya perdió estado parlamentario, pero este año lo volvió a repetir la diputada Lucrecia Aranda. Y hay otro de la diputada Miriam Benítez (PPS) -recordó el socialista-. Pero ninguno se trata porque no hay voluntad política del oficialismo para hacerlo, pese a que todos hemos escuchado al ministro de Gobierno (Roberto Rosúa) manifestarse por la derogación lisa y llana de estos tres artículos del Código de Faltas que son una rémora y sólo sirven al accionar prebendario de las fuerzas de seguridad con quienes ejercen el trabajo sexual. Eso es lo concreto, que pese a los reiterados pedidos de tratamiento y el deseo del ministro de Gobierno, nunca hubo voluntad política del oficialismo de tratar estos proyectos, ni siquiera en las comisiones de Derecho y Garantías y de Asuntos Constitucionales", agregó.

-Pero si el gobernador Obeid es partidario de despenalizar la prostitución, ¿por qué no se tratan? ¿Hay un freno de los sectores conservadores del PJ, los más allegados a la Iglesia? -le preguntó Luciana Trincheri de LT10.

-Para que haya voluntad política tiene que haber decisión de los diputados o de los senadores para tratar los proyectos en las comisiones y después en el recinto. En la comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados hay tres miembros de la oposición y cuatro del PJ; entonces está muy claro que si no hay una voluntad política del oficialismo, este proyecto no sale -contestó Lamberto con tono diplomático.

-Resulta muy llamativo que no se traten a casi dos años de la muerte de Sandra Cabrera y después de tantos anuncios oficiales para despenalizar la prostitución. ¿Cuál es el obstáculo? ¿Hay razones morales y hay otro tipo de razones?

-Yo no estoy en condiciones de decir por qué los legisladores del oficialismo no habilitaron el tratamiento del tema. Son ellos los que deben dar las razones exactas. El gobierno se manifestó en contra de la vigencia de estos tres artículos, pero en la práctica eso no se pudo concretar, pese a que (los bloques del oficialismo) tienen los votos para hacerlo. Ahora sí estoy convencido que si esto no se aprobó, pese a las manifestaciones del ministro Rosúa, es porque la voluntad política no se pudo plasmar en la práctica. Por más que uno diga: 'estoy de acuerdo con que estos artículos no estén', si yo no los voto, si no habilito su tratamiento y no logro que la Cámara de Diputados lo sancione, el Senado lo convierta en ley y el Poder Ejecutivo lo promulgue. Por más que yo diga que tengo una decisión, en la práctica, no la llevo adelante. No hay voluntad política. Y la única forma que tienen los legisladores de manifestar esa voluntad política es a través del voto, porque así se hace la legislación -afirmó Lamberto.

El 29 de enero de 2004, a horas del asesinato de Sandra Cabrera, Obeid recibió al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, con dos anuncios de impacto mediático: el desguace de la División Moralidad Pública de la Policía de la provincia y la derogación de "los artículos del Código de Faltas que penan la prostitución, el travestismo y la ofensa al pudor".

Pero pocos días después, la promesa del gobernador se topó con la primera contra: Alberto Gianeschi, que entonces era ministro de Gobierno, discrepó con la derogación del artículo del Código de Faltas provincial que sanciona la prostitución escandalosa porque -dijo- había que "resguardar la moral y las buenas costumbres". Un clásico.

Casi un año después, el 19 de noviembre de 2004, el entonces subsecretario de Justicia, José Luis Benaglia, anunció que era inminente el envío de un mensaje de Obeid a la Legislatura para derogar los artículos del Código de Faltas que penan la prostitución, el travestismo y la oferta sexual. "Es una decisión tomada", aseguró Benaglia. "Existen diversas razones, entre ellas el alto grado de sospecha de corrupción policial en torno del tema y distintas persecuciones que no tienen sentido".

"¿Qué pasó con ese proyecto que anunció el Poder Ejecutivo?", le preguntaron ayer a Lamberto. "Nunca lo vimos", contestó el diputado socialista.

Compartir: 

Twitter
 

El diputado socialista Raúl Lamberto criticó al oficialismo por no tratar los proyectos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.