SOCIEDAD

Por una ciudad accesible para las personas con discapacidades

Rosario será sede de las Jornadas de Accesibilidad Urbana y Edilicia.
Se analizarán las experiencias que se llevaron a cabo con personas discapacitadas o con movilidad reducida, que pudieron transitar espacios públicos o privados, en forma independiente.

 Por Paula Kearney

Mañana y el martes, Rosario será sede de las Segundas Jornadas Nacionales de Accesibilidad Urbana y Edilicia, convocadas por el Programa Nacional Ciudades Accesibles (integrado por Acceso Ya, AMIA, AMSCA, APANOVI, Fundación Rumbos, y REDI), y organizadas por la Municipalidad de Rosario y la Subcomisión de Accesibilidad de la Comisión Asesora Municipal de Entidades de Discapacitados, con el objetivo de "escuchar las experiencias de otras ciudades, y tomar lo que sirve de esas experiencias para adecuarlas a la realidad de cada uno de los lugares", informó Viviana Marqueti, desde la Dirección de Inclusión para las Personas con Discapacidad, quien explicó: "Hay veces que uno no sabe cómo resolver algo, y escucha a otro, comparte esa experiencia, y puede después tomarla y aplicarla con las características locales".

Las Jornadas están orientadas a grupos de gestión. "No es un congreso para teorizar, o para investigar temas abstractos, sino cómo resolvió un grupo de vecinos el tema de las rampas de su barrio, cómo resolvieron en una escuela el tema del acceso de los chicos con discapacidad motriz. Abarca desde esos grupos de gestión chicos, de base, hasta programas municipales, y planes de gobierno", explicó Teresa Montero, miembro de la ONG Cundir (Comisión Universitaria sobre Discapacidad de Rosario).

Sin embargo, las Jornadas -lejos de ser exclusivas- son abiertas al público en general, "es decir que aquel que tiene un proyecto que no lo ejecutó iría mas bien como oyente más que a plantearlo, o lo planteará en algún circuito no formal de las jornadas, pero la idea es que sean aquellas experiencias que ya se pusieron en marcha, que ya han finalizado, o por ejecutarse ya", apuntó Marqueti, quien además resaltó que "la idea es que estas Jornadas tengan la accesibilidad plena a la información, o sea que si van personas con discapacidades visuales, auditivas, o motrices, todo el mundo tenga acceso a los espacios y pueda enterarse de qué se está hablando y pueda conectarse con el otro".

Por otra parte, Montero aclaró que cuando hablan de políticas de gestión, "no es sólo cómo se resuelve un baño o una rampa, sino que también es cómo se trabaja en cogestión, con la parte privada o pública. Es decir, cómo se diseñan estas estrategias y estas políticas para llegar a la accesibilidad".

En la misma línea, Marqueti también destacó la importancia de "poner sobre la mesa los beneficios de una modalidad de cogestión, que es poder planificar con el usuario, porque muchas veces pasa que hay unos planes que son fantásticos en los papeles, y después cuando uno los tiene que utilizar tienen un montón de inconvenientes". Y aclaró: "No es que vienen a exponernos algo que después nosotros vamos a ejecutar, se viene a debatir formas de resolver las cosas, después la decisión de qué se va a llevar a cabo no es algo que no está a cargo de las Jornadas, ni de nosotras".

En este sentido, Montero cerró la idea afirmando que "son solamente cuestiones de compartir experiencias y ver qué se puede proponer, después el trabajo sigue en cada ciudad. Cada uno se volverá a su lugar de origen a ver cómo siguen o cómo modifican lo que estaban haciendo".

Por otra parte, aclaró que "la accesibilidad como concepto apunta a que todas las personas, no las personas con discapacidad exclusivamente, sino las personas llamadas con movilidad reducida, puedan acceder, ingresar, transitar, utilizar todos los espacios un lugar, sea público o privado, en forma independiente, libre y autónoma".

"Una persona con movilidad reducida puede ser una persona embarazada, una persona de la tercera edad, un nene menor de diez años, una persona operada u enyesada, o una persona con una discapacidad motriz o visual. No es sólo a las personas con discapacidad a las que apuntamos con la accesibilidad, y estas jornadas puntualmente, apuntan a todos los grupos de gestión que se dedican a este tema", explicó.

Así, Marqueti resaltó que cuando se comenzó con esta tarea, se plantearon un trabajo que tenía dos aspectos: "Por un lado, para poder salir a trabajar con la comunidad, primero teníamos que empezar a trabajar hacia adentro del municipio. Porque toda la gente de la comunidad es gente que está vinculada con la Municipalidad, y la idea era concientizar a los actores del municipio, trabajar con las áreas. Se hicieron cursos de sensibilización de inspectores, porque muchas veces se habilitaba un baño, pero resulta que antes de llegar al baño había un escalón, entonces esta persona que habilitaba ese baño, no había reparado que había un obstáculo antes. Eso tiene que ver con sensibilizarse ante el tema, entonces primero planteamos un trabajo hacia adentro para después poder salir a la comunidad". Sin embargo, aclaró que "la ciudad es inmensa, y no va a poder ser nunca totalmente accesible".

Pero la esperanza es lo último que se pierde. "En todas las ciudades del mundo hay muchas barreras que en muchos casos impiden ejercer los derechos de las personas con discapacidad. De eso somos concientes, a eso no lo vamos a poder hacer de nuevo, pero sí que a lo nuevo hay que poder hacerlo accesible, porque nosotros decimos que todos pasamos en algún momento por una situación de movilidad reducida. Con esto quiero decir que no hace falta discapacitarse: vos podés tener una quebradura y andar temporalmente con muletas, podes ser mamá y tu pareja lleva a tu hijo en un cochecito, y todos vamos a envejecer. O sea que la idea es pensar una ciudad más cómoda, más confortable, una ciudad que la podamos disfrutar todos", enfatizó Marqueti.

"Además -agregó-, lo importante es también generar grupos de contacto con todas las personas que vengan, para mantener algún tipo de comunicación e ir consultando a medida que se van ejecutando acciones, ver qué medidas convienen, cuales no, que también van a tener que ver con las características de cada contexto".

Montero aclaró que el origen de estas Jornadas se sitúa en la intención de que "todas las ciudades del país lleguen a adherir al Plan Nacional de Accesibilidad y a tener pautas comunes y a resolver ciertas cuestiones de manera parecida en cada municipio, además de instalar la temática".

Compartir: 

Twitter
 

Rosario cuenta con un servicio de transporte urbano con rampas. Se discutirá además cómo se trabaja en cogestión, con la parte privada o pública.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.