SANTA FE › ARANCEDO CUESTIONó A CAPPIELLO POR APOYAR DESPENALIZACIóN DEL ABORTO

Puso el grito en el cielo

El ministro de Salud dijo que los médicos "no tienen ninguna obligación" de denunciar judicialmente a mujeres que llegan a los hospitales con un aborto incompleto. "El aborto no es negociable", le respondió el arzobispo de Santa Fe, pero aclaró que no hay "fricción" con la Casa Gris.

El arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, puso ayer el grito en el cielo por la última del ministro de Salud de la provincia, Miguel Angel Capiello, quien no sólo apoyó en público la despenalización del aborto en la Argentina, sino que también dijo que los médicos "no tienen ninguna obligación" de denunciar ante la justicia a las mujeres que llegan a los hospitales públicos con un aborto incompleto. "Me preocupa que esto venga de una autoridad que tiene la responsabilidad del bien común", dijo Arancedo. Y advirtió: "Ya se sabe cuál es la postura que tiene la Iglesia: el aborto no es negociable. Si existe vida, tiene derecho y hay que respetarla". Entonces, "espero que los médicos no se dejen llevar por esto (que planteó Capiello) ¿Cómo no se va a denunciar a alquien que se practicó un aborto?", se preguntó el prelado. El contrapunto metió el primer ruido en la relación entre la Iglesia santafesina y la Casa Gris, pero Arancedo trató de focalizar la réplica en el ministro de Salud y no más arriba. "¿Cree que esto puede provocar alguna fricción con el gobierno del doctor (Hermes) Binner?", le preguntaron. "No digo fricción. Yo creo que la relación es de un diálogo muy franco", insistió.

La polémica estalló a principios de semana cuando Capiello -después de un acto oficial- apoyó en público el proyecto de la diputada nacional y presidenta del bloque socialista, Silvia Augsburguer, que despenaliza el aborto en la Argentina. "Nosotros ya nos hemos manifestado a favor. Creemos que no es justo penalizar a una mujer que se ha realizado un aborto", dijo el ministro. Y aportó otro dato acerca de cómo deberían actuar los médicos de los hospitales públicos que les toca atender abortos incompletos. "Es más: yo he manifestado al principio de la gestión que no había ninguna obligación de denunciar estos hechos" ante la justicia. "Por lo tanto, cuando el proyecto de la diputada socialista Silvia Augsburger, presentado en el Congreso de la Nación, sea ley, nosotros la vamos a acatar como corresponde", agregó Capiello

El primero que salió a cruzarlo fue uno de los curas más mediáticos de Santa Fe. "El aborto no es una cuestión religiosa sino una defensa de los derechos humanos", le contestó el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, Axel Arguinchona. "El primer derecho de un ser humano es el derecho a la vida. Y nadie tiene el derecho a quitar la vida a nadie. Entonces, me preocupa que un médico que hizo un juramento a favor de la vida, esté en contra de la vida", agregó el sacerdote. Ayer, el retruque de Arancedo reveló que la opinión del ministro de Binner había impactado de lleno en la jerarquía católica. En realidad, el arzobispo reunió a los periodistas para hablar de otros temas, pero la pregunta estaba cantada.

-El ministro de Salud se pronunció a favor de despenalizar el aborto. ¿Usted que opina?-.

-Me preocupa que esto venga de una autoridad que tiene la responsabilidad del bien común- contestó Arancedo. "Yo creo que al aborto hay que verlo como lo que es. No dar muchas vueltas. El aborto supone la libertad de una persona, pero la libertad de una persona supone límites que es el derecho del otro. Donde hay vida ya existe derecho".

-Pero el ministro Capiello dijo que los médicos no deben denunciar (ante la justicia) a las mujeres que llegan a los hospitales públicos con un aborto incompleto.

-Bueno, eso corre por cuenta de él. Espero que los médicos no se dejen llevar por eso. ¿Cómo no se va a denunciar a alquien que se practicó un aborto? -se preguntó Arancedo.

-¿Cree que esto puede provocar alguna fricción con el gobierno de Binner?

-Miren, no digo fricción. Yo creo que la relación es de un diálogo muy franco, de mucho respeto. Pero como obispo tengo que salir en defensa de la vida. Pensamos que este no es un tema de fe, es un derecho humano, de defensa de la vida.

Compartir: 

Twitter
 

"Espero que los médicos no se dejen llevar por esto (que planteó Capiello)", dijo Arancedo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.