SANTA FE › GHIRARDI SERá EL NUEVO SECRETARIO DE SEGURIDAD DE LA PROVINCIA

Se muda de Rosario a Santa Fe

El nombramiento de Ghirardi fue acordado por Binner y Lifschitz. Asumirá el próximo lunes. "Acá no hay medidas mágicas, pero vamos a tratar de obtener resultados", dijo a este diario el próximo secretario de Seguridad.

 Por Guillermo Zysman

Tras la frustrada asunción del ex comisario José Luis Giacometti, Hermes Binner designó ayer a Horacio Ghirardi como nuevo secretario de Seguridad de la provincia. El gobernador acordó su nombramiento con el intendente Miguel Lifschitz quien desde el lunes tendrá vacante la Secretaría de Gobierno municipal. Según pudo saber este diario, todas las ramas internas del Partido Socialista avalaron el desembarco de Ghirardi debajo del ministro Alvaro Gaviola, en un intento por mejorar el perfil de una cartera con conflictos y enormes demandas. "Acá no hay medidas mágicas, pero vamos a tratar de obtener resultados, trazarnos cinco objetivos, tener contacto directo con la ciudadanía y darle visibilidad a la presencia policial en las calles", dijo a Rosario/12. Sobre el diagnóstico de la situación de inseguridad Ghirardi admitió "que existe angustia entre la población, pero el escenario en la provincia es bastante menos complicado de lo que ocurre en el Gran Buenos Aires".

Aunque su designación causó ayer algo de sorpresa, el nombre de Ghirardi había sonado semanas atrás para un cargo "relevante" en la gobernación, aún antes de la salida de Daniel Cuenca del Ministerio de Seguridad. Ghirardi ya trabajó con Binner en la municipalidad de Rosario, cuando el entonces intendente lo convocó para implementar el programa de descentralización y la creación de los distritos.

Luego acompañó a Lifschitz como subsecretario de Gobierno, más adelante fue su primer candidato a concejal en 2005 y desde el inicio de la segunda gestión del intendente ocupó la Secretaría de Gobierno.

El desembarco de Ghirardi en la Casa Gris fue consensuado entre Binner y Lifschitz tras una prolongada conversación. Fuentes partidarias admitieron a este diario que detrás del acuerdo hubo un principio de entendimiento entre gobernador e intendente sobre el escenario político a mediano plazo: Ghirardi, que aparecía como el principal candidato a suceder a Lifschitz en el Palacio de los Leones perdería algo de espacio en esa carrera, a manos del delfín de Binner, Antonio Bonfatti, y al mismo tiempo el jefe comunal tendrá allanado el camino para ser el candidato del socialismo a la gobernación en 2011, relegando en esa puja al actual ministro de Gobierno y Reforma del Esatdo.

"Los cambios siempre son buenos. Cuando el gobernador me ofreció el cargo, lo conversé con el intendente y decidí aceptar la propuesta, porque si bien es una área complicada, hay mucho por hacer y hay mucho compromiso desde el ministro Gaviola, todos los secretarios del ministerio y el gabinete en trabajar fuerte y conseguir resultados", sostuvo el saliente secretario de Gobierno municipal.

Sobre el diágnostico de la magnitud de la inseguridad en la provincia, Ghirardi adoptó un discurso mesurado, a mitad de camino de los argumentos del gobernador, quien había hablado de una "sensación" extendida en gran parte de la población. "Más que una sensación de inseguridad hay angustia de la población por la realidad, pero claramente es una situación muy distinta a la que se vive en la provincia de Buenos Aires y fundamentalmente en el conurbano", planteó.

En esa misma línea reslató que "el conjunto de políticas que se vienen implementando desde la provincia en materia social, de inclusión, de mejoras en el hábitat y todo lo relacionado a lo educativo generan una contención que tal vez no se percibe en otras jurisdicciones".

Para Ghirardi "no hay soluciones mágicas. Hay que apostar a un trabajo a mediano plazo, trazarse cuatro o cinco objetivos y buscar resultados. La idea es estar en contacto permanente con la población, con las organizaciones que están involucradas en la temática y darle visibilidad a la presencia policial sistemática en la calle".

En la Municipalidad de Rosario el nombre del sucesor de Ghirardi en Gobierno no está aún definido. Desde el Ejecutivo sugirieron que no habría que esperar "grandes sorpresas" y no se descartaba para el cargo a dos laderos de Lifschitz: José León Garibay y Fernando Asegurado.

Compartir: 

Twitter
 

"Hay que apostar a un trabajo a mediano plazo", dijo Ghirardi a este diario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.