CULTURA / ESPECTáCULOS › PROYECTAN EN EL CAIRO EL DOCUMENTAL FOTOGRAFíAS, DE ANDRéS DI TELLA

Indicios para contar una vida

El realizador filmó una búsqueda familiar y personal, a partir de las fotos que pudo ver recién cuando murió su madre. Allí advirtió lo poco que sabía sobre ella. Esa búsqueda, según observó el director, genera emoción en los espectadores.

 Por Leandro Arteaga

Por estos días, la sala de cine El Cairo propone la proyección del film documental Fotografías (2007) de Andrés Di Tella. Desde un montaje de imágenes que, a su vez, es búsqueda familiar y personal, Di Tella bucea en la historia de vida de su madre, una suerte de puzzle que desprende hacia otras ramificaciones. En diálogo con Rosario/12, el realizador comentó que el film surgió a partir de "mi viejo que, después de que mi mamá muriera, apareció con una caja de fotos viejas, de cuando mi padre y mi madre eran jóvenes".

Di Tella recordó: "Durante un tiempo él se las pasó a Cecilia, mi mujer, y ella después a mí, pero las fotos las tuve casi sin explicaciones. Eran fotos de personas donde, obviamente, yo podía reconocer a mi padre y a mi madre, pero había mucha otra gente, muchos hindúes que eran la familia de mi mamá, que era de Madrás . Estuve bastante tiempo mirando estas fotos, pensando, y de alguna manera también fabulando. A partir de ahí se empezó a construir una historia, es decir, ¿cuál era la historia de mi madre, a la que no conocía demasiado bien?".

Realizaste un recorrido deconstructivo, que puede también asemejarse al armado del árbol genealógico, a partir de donde uno encuentra tantas historias que no sospecha.

Sí, en este caso fue más gráfico. Mi mamá era de la India y ella no me había transmitido demasiado de su historia ni de su cultura. Fue entonces muy fuerte ir para allá y, paradójicamente, conocer una familia que prácticamente desconocía. El viaje lo hice junto a mi mujer y mi hijo, para descubrir juntos ese universo. La película, en ese sentido, es muy singular, muy personal, pero me ha permitido encontrar una reacción increíble por parte del público. Cuando estuvo en cartel en Buenos Aires, durante tres meses, a veces iba a las funciones para hablar con la gente e inmediatamente salían personas muy emocionadas, que me querían contar sus historias o la historia de sus padres o sus madres. Fue impresionante para mí tener esa respuesta respecto de algo tan personal.

¿Cómo pensaste el trabajo de montaje?

En todo el trabajo de la película hay una línea fuerte que es la historia de mi mamá, la biografía, pero en realidad tuve un trabajo muy largo de edición, de un año y pico. Fue un proceso de reducción, de quitar cosas, al punto de que lo queda de la historia de mi mamá es en el fondo bien poco. Decidí llegar a un punto donde lo que mostraba sobre su vida era como la punta de un iceberg. El espectador tiene que imaginar, a partir de allí, lo que está por debajo del agua, lo invisible.

El año pasado presentaste en Rosario El país del diablo (acerca de las fronteras internas que marcaran en el país la denominada Conquista del Desierto), ¿tenés algún otro proyecto en marcha?

El país del diablo se ha dado en muchísimos festivales en el mundo pero recién se va a estrenar a principios de año en Buenos Aires. Ahora estoy terminando de filmar un nuevo proyecto que todavía no tiene nombre, que tiene que ver con un cineasta experimental de los años '70, Claudio Caldini, que filmaba en súper 8.

La proyección de Fotografías se complementa -si bien desde funciones separadas con la de Imagen final, de Andrés Habegger, documental que recorre el itinerario atroz que significa la muerte del camarógrafo argentino Leonardo Henrichsen durante el Tanquetazo contra Salvador Allende el 29 de junio de 1973.

Compartir: 

Twitter
 

Basada en fotos familiares, película que deja espacios para que el espectador les de sentido.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.