CIUDAD › DETUVIERON AL VIOLADOR DE UNA ADOLESCENTE

Secreto develado en la comisaría

Un hombre de 36 años fue detenido por violar a la hija de su pareja, una adolescente de 17 años, quien indicó que los abusos sexuales se reiteraron desde que ella tenía 12. El agresor quedó detenido el miércoles a disposición del Juzgado de Instrucción a cargo del juez Javier Beltramone. La chica está a cargo de su tía hasta tanto "restablezca el vínculo con su madre", quien resultó acusada de "encubrimiento". La titular de la Comisaría de la Mujer, Mariel Arévalo, indicó a Rosario/12 que este año tuvieron a cargo "más de 400 intervenciones judicializadas" por violaciones, de las cuales cerca del 74 por ciento tiene como víctima a menores de 18 años, que en su gran mayoría -95 por ciento- son abusadas en el ámbito intrafamiliar. Además, aseguró que esto "ocurre en todos los estratos sociales".

El sometimiento comenzó a develarse cuando una persona allegada a la víctima alertó de la situación a la Comisaría de la Mujer. A partir de allí, Arévalo comenzó la investigación, y trató de contactarse con la mamá de la chica. La mujer se mostró hostil. Al mismo tiempo, los componentes habituales de excesivo control en estos casos tornó -según Arévalo- "más compleja la situación". La adolescente era "vigilada obsesivamente" por el supuesto abusador. Sólo una tía accedió a ayudar a la niña.

Durante el mediodía de anteayer, cuando la tía intentó sacar a la chica de la casa con la excusa de comprarle calzado, "el hombre se atrincheró y no las dejó salir". Fue en ese momento cuando tomó intervención personal policial y la propia Mariel Arévalo invitó a toda la familia a acompañarlos a la seccional 5º, en cuya planta alta funciona la Comisaría de la Mujer. "Accedieron a concurrir y allí pudimos establecer diálogo con la chica, que al principio negó ser abusada, pero luego rompió en llanto y dijo: `Hace 12 años que este tipo me hace esto'", contó Arévalo. Según explicó la funcionaria policial, la familia está compuesta por la madre de la adolescente abusada, que es pareja del abusador.

El hombre fue detenido de inmediato, mientras la joven quedó a cargo de su tía. A la madre se le abrió una causa por "encubrimiento", aunque dio intervención a la Dirección Provincial del Menor para que trabajen "el vínculo madre-hija, e intente restablecerse la relación".

Por su parte, la psicóloga de la Casa de la Mujer, Liliana Pauluzzi, consideró que "los abusos sexuales no discriminan estratos sociales", pero admitió que "sólo salen a la luz los que se dan en sectores marginales. En franjas sociales más altas o de poder, también existen, pero son acallados", aseguró la psicóloga.

Sobre la tarea que desarrolla, Arévalo destacó la importancia de "no callarse" cuando se toma conocimiento de lo que sucede en el ámbito privado, porque entonces "deja de serlo". Según explicó, es difícil que la víctima denuncie lo que le pasa, pero aclaró que esa dependencia policial no expone a las personas denunciantes.

Por otro lado, y con respecto a la causa por encubrimiento que se le abrió a la mamá de la adolescente, Pauluzzi apuntó a que "hay que analizar la situación psicológica de la madre", aunque Arévalo aclaró que en este caso particular, "la mujer eligió al marido antes que a su hija".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.