SANTA FE › EL FISCAL SUáREZ FAISAL, CONFORME CON LA CONDENA A BARCOS.

Los hechos quedaron probados

El Tribunal Oral de Santa Fe sentenció al represor Horacio Barcos a once años de prisión por "privación ilegítima de la libertad agravada" y "tormentos" en concurso real y acumuló una condena anterior en una pena única de 15 años de cárcel.

 Por Juan Carlos Tizziani

El fiscal Martín Suárez Faisal se declaró conforme con la condena al represor y ex agente secreto del Ejército, Horacio Américo Barcos, por el secuestro y torturas al historiador santafesino y ex dirigente de la CTERA ya fallecido, José Alberto Tur y su ex esposa Amalia Ricotti. "Lo importante es que se probaron los hechos y se condenó al responsable. Después de tanto tiempo de impunidad, el Poder Judicial de un estado democrático consideró que esos crímenes ocurrieron y son delitos de lesa humanidad. Eso es lo que hay que destacar", dijo en un diálogo con Rosario/12. El Tribunal Oral de Santa Fe sentenció a Barcos a once años de prisión por "privación ilegítima de la libertad agravada" y "tormentos" en concurso real y acumuló una condena anterior de la justicia bonaerense por "extorsión" en una pena única y efectiva de 15 años de cárcel que deberá cumplir en Las Flores, hasta 2025.

Barcos fue acusado de integrar un grupo de tareas que secuestró y torturó al matrimonio Tur Ricotti durante quince días en un centro clandestino en las afueras de la ciudad, en mayo de 1978, y después lo mantuvo bajo control y vigilancia varios meses. Es la segunda condena al terrorismo de estado en Santa Fe en menos de cuatro meses.

"Nosotros estamos muy conformes con el resultado del juicio a Barcos", dijo el fiscal Suárez Faisal. "La investigación de este tipo de hechos es muy difícil porque ha pasado mucho tiempo y sus autores se ocuparon de ocultar huellas y rastros que podían quedar, justamente, para procurar su impunidad. Eso hace que la investigación y la prueba en un juicio público por delitos de lesa humanidad sea dificultosa", explicó.

"Por eso, estamos muy contentos. Porque el Tribunal aceptó totalmente la calificación legal que el Ministerio Público Fiscal consideró adecuada para los hechos que se le atribuyeron a Barcos: privación ilegítima de la libertad y tormentos, con los agravantes de violencia y amenazas a perseguidos políticos. Eso nos deja muy contentos porque consideramos que el trabajo que hicimos tuvo sus frutos en cuanto a la acreditación de los hechos que se ventilaron en este juicio".

El fiscal había pedido 15 años de prisión para Barcos. La querella 21 años. "¿Esperaba una condena de once años?", preguntó Rosario/12. "La pena tiene que ver con la cantidad de hechos que se ventilaron en este juicio -contestó Suárez Faisal . En la causa Brusa se acusó por 56 hechos y el Tribunal consideró probados 54. Y en este caso se trataba de cuatro dos hechos de tormentos y dos de privación ilegítima de la libertad y fueron probados los cuatro. De todas maneras, el monto de la pena no es lo notable de este caso. Lo importante es que después de tanto tiempo de impunidad, el Poder Judicial de un estado democrático consideró que esos crímenes ocurrieron y son delitos de lesa humanidad. Eso es lo que hay que destacar".

Sin embargo, los abogados de la querella criticaron el monto de la pena.

La querellante (Ricotti) se mostró muy contenta por el fallo. Estoy al tanto de lo que dijeron sus abogados (Horacio Coutaz y Zulema Rivera), pero por razones obvias de respeto profesional no voy a opinar sobre esas declaraciones, sobre todo porque todavía no se conocen los fundamentos del fallo. Nosotros habíamos solicitado 15 años de prisión (para Barcos), pero el Tribunal decidió imponerle once años con argumentos que todavía no conocemos y acumular (una condena anterior de la justicia bonaerense por "extorsión") en una pena única de quince años, lo que a nosotros, a primera vista, nos deja satisfechos. Lo importante es que se hayan acreditado los hechos y se lo haya condenado a Barcos por ser responsable de esos hechos.

Y es el primer represor condenado en la ciudad de Santa Fe que operaba como Personal Civil de Inteligencia (PCI) del Ejército.

Exactamente. Es la primera condena a un agente secreto del Ejército y la primera condena a un miembro del Ejército. El Tribunal consideró culpable a Barcos por la privación ilegítima de la libertad y los tormentos sufridos por Tur y Ricotti. No es poco.

¿Esto abre la posibilidad de investigar a otros PCI?

Siempre nos hemos manejado con mucha prudencia en las investigaciones que hacemos. Primero, con reservas respecto a las hipótesis que se analizan. Y después, con mucha prudencia porque no se puede imputar a nadie por su sola condición de PCI o agente del Ejército, sino cuál es la posibilidad acreditar algún hecho en el que hubiera tenido participación- explicó.

Usted dijo que Barcos había mentido. Y lo desenmascaró en la indagatoria y en el alegato.

Las víctimas lo identificaron porque operó a cara descubierta en el secuestro, en mayo de 1978, cuando los apuntó con un arma de fuego. Entonces, su estrategia intentó demostrar que desconocía el manejo de armas. Pero en el juicio quedó probado que no era cierto, a partir de su propia foja de servicios como PCI porque ya en 1975 (cuando ingresó al Destacamento de Inteligencia Militar 122) manifestó que "se destacaba en el tiro de fusil y tiro de pistola"- concluyó el fiscal.

Compartir: 

Twitter
 

Para el fiscal Suárez Faisal "las víctimas lo identificaron porque operó a cara descubierta en 1978".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.