SANTA FE › RECLAMO DE UNA COMUNIDAD ABORIGEN A BINNER

Dueños de sus tierra

Familias de Recreo pidieron que el gobernador disponga el desalojo de un campo de 327 hectáreas que él mismo les restituyó en 2008, pero sigue explotado por sojeros.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Familias de la comunidad aborigen de Recreo solicitaron a Hermes Binner que un campo de 327 hectáreas que les entregó hace dos años y que el grupo ocupa pacíficamente desde entonces no se convierta en botín de guerra. "Le pedimos al gobernador que pare con los decretos", dijo uno de los líderes de la protesta que esta semana se plantó frente a la Casa Gris por tres demandas: el desalojo del campo que hoy es explotado por una empresa del modelo sojero, una compensación por la parcela de tierra que el propio Binner les volvió a sacar para la avenida de circunvalación sobre el río Salado y un reconocimiento de pertenencia a la comunidad de pueblos originarios Com Caia de Recreo que otros sectores le niegan. "Estamos en el bicentenario, es tiempo que nos reconozcan y nos devuelvan lo que nos quitaron", dijeron.

Binner entregó el campo en agosto de 2008 por el decreto 2046. "Eran 327 hectáreas y tenían que estar libres de ocupantes. Sin embargo, todavía hay un productor que ocupa la tierra como cuidador ad honorem y la explota con el modelo sojero", dijo Mariana Maglianese, que acompañó en la marcha a sus vecinos de Recreo.

¿Y quién es ese productor? -preguntó Rosario/12.

La empresa Denis Stamatti, que produce el modelo sojero. Lo increíble es que las tierras debían ser entregadas libres de ocupante y este productor las siguió explotando las tierras y sembrando soja. Frente a esta situación, la gente de la comunidad tomó sus propias tierras, las que fueron otorgadas por el gobernador a la comunidad, para empezar a habitarlas. Pero esta empresa nunca las dejó, continúa trabajándola y actualmente hay una plantación de soja -explicó Maglianese.

¿Y por qué a dos años de la entrega del campo a la comunidad aborigen se demora el desalojo de esta empresa?

Porque evidentemente alguien le está dando el apoyo para que siga ahí, en el campo.

Según el abogado Gabriel Luna, "el gobernador Binner tiene poder de policía para desalojar a la empresa ocupante, podría disponer que se vaya, pero no lo hace. No sabemos por qué. Lo concreto es que la gente está instalada en el campo desde hace más de un año, sin luz y sin lo indispensable para sobrevivir. Le hemos pedido al gobierno que facilite las condiciones de vida de estas familias que tienen muchos niños, pero tampoco hemos tenido respuestas. Y encima, adentro del campo, sigue esta empresa que utiliza glifosato y agroquímicos y pueden perjudicar seriamente a la comunidad que vive allí, pero que se va a seguir quedando porque quiere producir la tierra. Ningún proyecto productivo de la comunidad aborigen se puede establecer si la gente no está en el lugar".

La otra demanda de la marcha es un segundo decreto de Binner, que le sacó al campo de la comunidad aborigen de Recreo una parcela para la traza de la avenida de circunvalación sobre el río Salado. "Fue el propio gobernador el que le sacó esa parcela con una reforma del decreto 2046 y sin ningún tipo de indemnización", precisó Maglianese. "Lo lamentamos. Pero fue el propio doctor Binner quien otorgó las tierras y después les sacó una fracción importante para la avenida de circunvalación. Sinceramente, creemos que está mal asesorado y ahí está las fallas. Porque por la ley de expropiación debería compensar a la comunidad", señaló Mariana.

¿Y qué superficie tiene esa fracción que le sacaron para la traza de la avenida?

El campo tenía 327 hectáreas. Pero no sabemos cuál es la superficie que le sacan para el cierre oeste. Suponemos que abarcaría la avenida de Circunvalación, pero desconocemos si apunta a más terreno o si el día de mañana, con ese mismo criterio, no van a seguir sacándole más parcelas de tierra -sostuvo Maglianese.

"Por eso, le pedimos al gobernador que pare con los decretos", planteó Sergio, uno de los líderes de las familias aborígenes. "Queremos que pare con los decretos. Las tierras ya son de la comunidad. ¿O van a reformar más decretos para seguir sacándonos tierra? Estamos en el bicentenario. Me parece que es tiempo que nos reconozcan y nos devuelvan lo que nos sacaron". Por su parte, Maglianese apuntó que "son aborígenes, esperaron más de 500 años para estas tierras sean restituidas en nombre de sus antepasados, no puede seguir este manoseo".

"Y hay otra situación más difícil que tiene que ver con la comunidad Com Caia", precisó Maglianese. "La tierra se la otorgan a nombre de la institución Com Caia para que la reparta a los aborígenes, pero resulta que todas estas familias aborígenes (que se manifestaron frente a la Casa de Gobierno) no figuran en el padrón. El estatuto de la comunidad dice que la única manera que ellos se pueden borrar de la institución es por una nota firmada y ellos nunca se borraron. Pero parece que a algunos les conviene que ellos no figuren y tememos por esto".

"Nosotros somos parte de la comunidad", dijo Sergio. "Bien que nuestras firmas valían cuando le pedimos esos campos (al gobierno). Y ahora, que el campo está ¿ya no sirven? Al contrario, nuestras firmas valen ahora, tanto como valían antes", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

En agosto de 2008, el gobernador Hermes Binner entregó las tierras a la comunidad mocoví.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.