SANTA FE › FONT, SECRETARIO DE SEGURIDAD COMUNITARIA

El fracaso de ciertas políticas

 Por Claudio Socolsky

El secretario de Seguridad Comunitaria provincial, Enrique Font, consideró ayer que la decisión del gobierno nacional de incorporar 6 mil gendarmes en el conurbano bonaerense es "una medida de una excepcionalidad significativa que marca el fracaso de las políticas implementadas por los funcionarios de esa provincia". En diálogo con Rosario/12, el funcionario descartó que en Santa Fe se produzca una intervención similar porque en la provincia existe "una política de seguridad distinta a la de provincia de Buenos Aires". Font dijo que a partir de la implementación del Operativo Centinela podría manejarse como hipótesis potencial el desplazamiento de algunos delitos, especialmente los vinculados a bandas con cierto grado de organización, pero aseguró que "las condiciones no están dadas en Santa para que se instalen porque el trabajo sobre esas bandas han sido prioridad" para el ministerio.

Respecto a la decisión del gobierno nacional de implementar el Operativo Centinela, Font remarcó en primer lugar que Gendarmería es una fuerza intermedia, que tiene una capacidad operativa y despliegue territorial que supera a una institución policial provincial, pero "decidir una intervención con 6 mil gendarmes en el conurbano bonaerense es una medida de una excepcionalidad significativa, ya que ese número representa casi el 12 por ciento del total de la Bonaerense; sería como meter 2 mil gendarmes en Rosario o Santa Fe".

Font, integrante del Acuerdo para la Seguridad Democrática, dijo que la medida es "aceptable si uno reconoce la crisis que está viviendo la provincia de Buenos Aires", pero la intervención está marcando el fracaso de las políticas de (Carlos) Stornelli y de Casal, que revirtieron uno a uno los logros de la gestión del ex ministro León Arslanián: desmantelaron el control civil, desmantelaron los mecanismos de formación más novedosos que había instalado el ex ministro; perdieron el manejo propio de la información, por la cual se la devolvieron a la institución policial.

"Están pagando el desmanejo que les ha generado la política de mano dura, de autogestión policial, la falta de control civil, y no saben cómo salir", afirmó el secretario de Seguridad Comunitaria provincial, para remarcar las diferencias con las políticas de seguridad en la provincia, y descartar de esta manera que en Santa Fe se produzca una intervención similar.

"Sí nos interesa que sigan haciendo lo que venía haciendo muy bien la provincia, que es la participación de controles de seguridad vial de manera coordinada con los municipios y las comunas, y los operativos coordinados en términos del narcotráfico, y algo que no ha tenido demasiado impacto pero que ha sido prioridad para Gendarmería, que es el tema de trata", agregó el funcionario.

De todos modos, Font dijo que a partir de la implementación del Operativo Centinela se podría manejar como hipótesis potencial el desplazamiento de algunos delitos, "especialmente los vinculados a bandas con cierto grado de organización y móviles como los robos a mano armada, aunque no los de gran envergadura: salideras bancarias, esas pequeñas tomas de rehén en una vivienda cuando tienen el dato que hay dinero". Según el funcionario, "las condiciones no están dadas en Santa para que se instalen porque el trabajo sobre esas bandas han sido prioridad para el ministerio".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.