SANTA FE › TOMADA SE REUNIó CON GREMIOS Y EMPRESAS PORTUARIAS

Los puntos para discutir

Condiciones de trabajo y sueldos son los dos temas que acordaron los sectores a seguir discutiendo en el marco de la conciliación obligatoria dictada por la Nación. El próximo lunes vuelven a reunirse para llegar a un acuerdo.

El ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, presidió ayer en Buenos Aires la primera reunión dentro del marco de la conciliación obligatoria dictada ante el conflicto suscitado entre la CGT San Lorenzo y el complejo cerealero de la región. Ambas partes acordaron establecer una agenda en común donde se focalizarán los primeros puntos a ser tratados: la seguridad en el trabajo y cuestiones salariales, con el compromiso de ambas partes para llegar a un acuerdo definitivo. Tras acordar pasar a un cuarto intermedio, la segunda reunión será el lunes próximo en la sede porteña del Ministerio.

La reunión en Trabajo comenzó a las 10 de la mañana, siendo parte de la misma, el ministro Tomada, el Subsecretario de Relaciones Laborales, Alvaro Ruiz; por la parte empresaria, estuvieron gerentes de recursos humanos y apoderados de Cargill, Bunge Argentina, Molinos Río de la Plata, Noble Argentina, LDC Argentina, Cámara de Puertos Privados Comerciales, Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina; mientras en representación de la parte gremial, lo hicieron dirigentes de la Union Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA); Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de Puerto General San Martín, Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de San Lorenzo; la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), con la asistencia todos ellos del abogado y diputado nacional Héctor Recalde; y la presencia de representantes de la Confederación General del Trabajo de (CGT) nacional y de la CGT Regional San Lorenzo. Según el comunicado difundido oficialmente, el ministro instó a las partes a encontrar "soluciones de fondo a los problemas que dieron motivo" al conflicto y a establecer canales de negociación "adecuados a tal fin".

Al cederse la palabra al sector gremial, éste enumeró los puntos que llevaron a la conflictividad generada con las empresas comprendidas en las terminales portuarias del complejo agroexportador San Lorenzo, Puerto General San Martín y Timbúes, formulando los reclamos puntuales que conforman las reivindicaciones laborales del sector, fundamentalmente en materia de salud y seguridad en el trabajo.

Luego fue el turno de la parte empresaria, que señaló su disposición "a negociar colectivamente todas aquellas cuestiones que atañen a su ámbito de representación que sean menester y coadyuven al normal desenvolvimiento de las relaciones laborales" en las empresas del ámbito del complejo portuario agroexportador.

Posteriormente Tomada, con el objetivo de encauzar el proceso de negociación, propuso un cuarto intermedio para que cada sector pueda analizar las alternativas de salida del conflicto, "hallando respuestas adecuadas en esta instancia para la cuestión salarial y las condiciones laborales en materia de seguridad en el trabajo", según el acta Nº 1.428.380/11 firmada ayer entre las partes.

El ministro pidió que en la próxima audiencia -prevista para el lunes 7 a las 14.30-, los sectores gremiales y empresariales cuenten "con mandato suficiente para entablar la pertinente negociación que habilite la solución del conflicto".

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tomada presidió la primera reunión ayer en el Ministerio de Trabajo nacional.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.