SANTA FE › BALEAN A UNA JUGADOR DE FúTBOL EN SAN LORENZO

A tiros en el medio del partido

El jugador expulsado estaba en la tribuna visitante, cuando dos personas treparon a un tapial y le dispararon cuatro veces.

Cristian Pacheco, un jugador del Beltrán Fútbol Club, fue baleado por un hincha el domingo a la tarde en la cancha del club Defensores de Barrio Vila, en la localidad de San Lorenzo. El futbolista de 23 años, oriundo de Capitán Bermúdez, se recuperaba favorablemente en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria; mientras que el agresor, a quien la policía identificó como Raúl S., se encontraba prófugo. Por el hecho quedó detenida la madre de la persona que efectuó los disparos, quien previamente había amenazado al jugador baleado. El ataque se produjo a los pocos minutos de haber comenzado el encuentro, cuando el árbitro decidió expulsar a Pacheco y a un jugador del equipo local luego de una gresca entre futbolistas de las dos instituciones que participan en el torneo organizado por la Liga Sanlorencina de Fútbol. "Uno va a jugar a la pelota, a comer unos choripanes con los amigos, pero esto no me lo esperaba", dijo ayer Pacheco desde la sala de internación del efector donde se está recuperando de las heridas.

La pasión se transformó en locura el domingo por la tarde en el club Defensores de Barrio Vila, ubicado en la intersección de las calles Urquiza y Paraíso de San Lorenzo, donde el equipo local se enfrentó con Beltrán Fútbol Club de Fray Luis Beltrán. Según consignaron fuentes policiales, en un momento determinado se produjo una gresca entre jugadores de ambas parcialidades, por lo que el árbitro decidió expulsar a un futbolista de cada equipo.

Luego, estando el jugador expulsado del equipo contrario junto a la hinchada, un simpatizante del equipo local desde la vía publica se trepó al tapial perimetral de dos metros de altura y efectuó disparos de arma de fuego calibre 22, dirigidos hacia la hinchada, impactando sobre el jugador expulsado.

En declaraciones radiales, el presidente de Beltrán, Rafael Rodríguez, dijo que en el momento de salir de la cancha, Pacheco sufrió amenazas de la parcialidad local. Luego se ubicó en la tribuna visitante y el partido siguió hasta que se treparon dos personas a un tapial y uno le dijo al otro: "¿Cuál es tierrita?", y le respondió: "Ese", para luego efectuarle cuatro disparos.

El juez suspendió el partido y el futbolista fue trasladado al hospital Eva Perón. Los médicos determinaron que presentaba una herida de arma de fuego en el abdomen, quedando internado en observación. Posteriormente, a través de investigaciones, personal policial pudo identificar al agresor, un joven domiciliado en San Lorenzo con antecedentes delictivos. Cuando los efectivos se presentaron en su casa, el autor de los disparos se había esfumado.

"La bala quedó al lado del hígado, pero no me dañó nada", relató Pacheco a Canal 5. El futbolista contó que luego de haber sido expulsado, una señora lo amenazó: "Vos y tu familia no van a salir vivos de acá". Según el jugador, en ese momento no le prestó demasiada atención a la amenaza de la mujer, pero cuando se dio vuelta observó a un muchacho que lo apuntaba con un revólver desde el tapial.

"Me agaché, me tiró dos tiros pero no me pegó. El tercero pegó en el piso, y el cuarto pegó en el fierro de la luz donde yo estaba. Cuando me di vuelta para cubrirme la cara sentí que me quemó la espalda", precisó Pacheco. Por su parte, la presidenta del club Defensores, Liliana Bazán, dijo que vieron al agresor huir del lugar en una moto. Ahora, esperarán el informe del árbitro y lo que decida hoy el Tribunal de Disciplina de la Liga Sanlorencina para conocer las sanciones y si le quitarán puntos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.