CONTRATAPA

Martes 12

 Por Homs

Martes en celo de insatisfechos dioses que sus vacíos llenan con el falo enhiesto de la lanza bárbara.

Martes que susurra sangre al oído de cada guerrero.

Martes de espasmos donde célula y conciencia se tornan entes a merced de la ira.

El crimen se ensaña tanto con víctimas como con ejecutores y la absolución a los peores asesinos llueve desde el averno.

Malas artes y puñales al filo de la tolerancia.

En martes la evisceración atormenta hasta a los taxidermistas.

El almanaque, más allá de toda fecha, actúa impío en ese día.

No importa la centuria o el año o si se está en el pleno carnaval.

El trece es una anécdota.

En martes se estropea la dicha hasta para los mieleros.

Y los seres más optimistas aúllan de zozobra.

Es cosa bien sabida que pasar el día en la cama no es ninguna solución.

Cabalga el inconsciente, en martes, a pelo de los rayos y los mares.

Entre la belleza y la monstruosidad todas las almohadas son de plumas.

Martes matriz de vampiros.

El tufo estalla. La gangrena se enseñorea.

Y al florecer la peste deja de verdear el malvón.

En el fulgor de la inmundicia esporas letales se elevan hacia la atmósfera valiéndose del rocío.

Se secan los ríos y en los cauces idos se desintegran las piedras.

En martes los torpes escritores creen arribar a la cumbre cúspide de la inspiración y a empresas idiotas le dedican todas sus voluntades.

..........

Segmento para insertar dentro de programa costumbrista de televisión argentina. La audición de Tito, Pelusa y Florcita, por nuestro Canal 3, se adecua de perillas.

- Mujer: Fue una irrefutable demostración de todo el poderío de la idiotez humana. Una especie de traje del emperador que, a cambio de la vista, tomó al sentido del gusto como rehén. ¡Papilas serviles en lenguas más serviles aún! No era aquello crema chantilly ni pastelera. Crema moka, crema moka era y nadie parecía notarlo. O todos lo notaban, pero tenían pánico de contradecir a Martes, que dudó entre las dos erróneas opciones. Pobre repostera excelsa del tiempo atrás. Pobres esas manos que por nada han hecho tanto...

- Hombre: ¡Basta mujer! ¡Detén esa lengua que te vuelve indeseable máquina de lamentar! ¿Qué te atormenta tanto? ¿Y qué cura le das al pasado con tu persistente queja? El remedio y la enfermedad son causales del mismo negocio. El caracol se deshidrataba lejos del mar y ¿qué hacía el sol para soliviantar tal sufrimiento? Nada, lentamente lo cocía sobre una línea transversal al horizonte. La bondad del sol es nula en cualquiera momento, qué martes o domingos. Nada de treguas. Nada de paz. - Mujer: En el sol se ha decretado vivir en eterno martes según dicen los estrategas.

- Hombre: ¡Sí, los estrategas! ¡Cuídate de sus predicciones y de su supuesto saber! Estrategas que a la hora de tomar la decisión sin dudar dijeron, casi al unísono, "¡Chantilly!", cuando sabemos que "¡Moka!" deberían haber gritado.

- Mujer (inflamada, casi poseída): ¡Tienes razón! ¡Pobre repostera y pobres de nosotros todos! ¡Pobre de la ninfa que no se arrodille frente al resplandor aberrante de ese día!

..........

Apostillas que todo martes necesita:

Deberías apartarte antes del martes.

Martilla, con tesón, el martes su mantra.

Los martes, en Marte, por alguna extraña razón, se viven como jueves.

¡Oh! ¡Por todos los cielos! ¡Debo matarte! ¡Es martes!

Salmuera de martes para electrificar al nervio.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared