SANTA FE

La visita de Kirchner duró lo que le llevó caminar de un avión a otro

El Presidente llegó a Santo Tomé desde Brasilia y rápidamente cambió de avión a Córdoba. Hubo apenas saludos protocolares.

 Por Juan Carlos Tizziani

La visita de Néstor Kirchner a Santa Fe duró el tiempo que le llevó caminar de un avión a otro, en la pista del aeropuerto de Sauce Viejo. ¿Cinco minutos? ¿Diez minutos? Unos pocos metros entre el Tango 01 que lo trajo de Brasilia y el Tango 03 que lo llevó a San Francisco, Córdoba. Suficiente para recibir el saludo protocolar del gobernador Jorge Obeid y el intendente Martín Balbarrey. Y repartir algunas palmaditas en la espalda a dos candidatos a diputados nacionales del Frente para la Victoria: Agustín Rossi -que se unió a la comitiva﷓ y Carlos Parola -que se quedó sin asiento en la flotilla﷓. Por que los otros, los aspirantes a concejales, Rubén Mehauod, Jorge Kiener y Silvia Decésaris, se quedaron de plantón en el hall del aeropuerto y uno de ellos con un equipo de TV preparado para filmar algún spot de campaña, que tendrá que esperar. El senador Carlos Reutemann no apareció en escena, a pesar del aguante de sus amigos.

Obeid optó por una retirada lejos de la prensa. Así que Parola fue el único que salió por la puerta grande: "Hubo un saludo protocolar, nada más. Y el deseo del Presidente de que tengamos éxito en la campaña. No hubo tiempo para otra cosa", dijo el candidato que sopló a los periodistas los acompañantes de Kirchner: los ministros Aníbal Fernández y Julio de Vido.

La escala de K en Santa Fe fue tan fugaz que se olvidó de su estilo. Un grupo de militantes lo esperó en una de las puntas del aeropuerto, pero en vano. "La gente se fue muy enojada porque llegó a las ocho de la mañana y el Presidente ni siquiera se acercó a saludarla", le preguntaron a Parola. "Yo no puedo dar explicaciones. Simplemente acompañamos al señor Presidente y a los funcionarios de un avión a otro. Y nada mas", se excusó el ex ministro de Reutemann.

Parola adelantó también que K volverá a la provincia, pero no a la ciudad de Santa Fe. "En principio está confirmada una visita presidencial a Reconquista el 11 de octubre. Pero no puedo dar detalles. No hubo tiempo

para profundizar nada", se disculpó.

La previa de los diez minutos K en Santa Fe se repartió entre la gente afuera del aeropuerto. Un puñado de carteles que se levantó en manos oficiales: "Fuerza presidente Kirchner. Intendente Balbarrey", se podía leer en uno de ellos. Y un funcionariado que iba y venía hall: los amigos de Reutemann, los amigos de Obeid y los amigos de militantes K, que eran menos que los otros.

El cerrojo policial también aportó lo suyo: cerró el aeropuerto, no dejó pasar vehículos ni personas sin chequear y clausuró el bar y el baño. "Están reservados para el Presidente", fue la consigna que se escuchó una y otra vez. Todos preparativos para recibir un descanso presidencial en Sauce Viejo, pero Kirchner sólo cambió de avión y se fue.

Un rato antes, Rossi se había convertido en vocero K. "Venimos a saludar al presidente en esta escala técnica en Santa Fe. Ayer estuve con él, charlamos un buen rato. En un momento, me dijo que tiene un especial afecto por Santa Fe porque es una de las provincias donde toda su dirigencia ha respondido más que favorablemente a este modelo económico y social que se está implementando en el país".

Compartir: 

Twitter
 

Obeid, Kirchner, Parola y Rossi en la pista del aeropuerto santafesino. Está confirmada una visita presidencial a Reconquista el 11 de octubre.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.