SANTA FE › RICARDO LUJáN PIDIó LICENCIA EN SU BANCA

Está obligado a elegir

El funcionario nacional y diputado provincial electo por el
FPV presentó la solicitud, pero la ley santafesina le impide
retener su banca. Si Luján se va, asumirá Héctor Acuña.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El diputado provincial del Frente para la Victoria, Ricardo Luján, solicitó una licencia en su banca, a pesar de que esa alternativa no existe en la provincia, en lo que parece un operativo político para ganar tiempo hasta tanto el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido lo confirme en su cargo de subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, que ocupaba hasta que juró en la Legislatura. "Tendrá que elegir entre ser diputado de Santa Fe o funcionario del gobierno nacional", dijo ayer a Rosario/12 un asesor del presidente de la Cámara, Luis Rubeo. La situación es complicada, porque si Luján no renuncia impide que pueda asumir su reemplazante, el ex concejal Héctor Acuña, del partido 100 por ciento Santafesino, y si insiste con la licencia ﷓-como lo hizo-﷓ obligará a la Cámara a tratar un pedido inviable: darle ingreso en el recinto y girarlo a la comisión de Asuntos Constitucionales y rechazarlo por mandato constitucional. "Es incompatible el cargo de diputado o senador con cualquier otro de carácter nacional, provincial o municipal, sea electivo o no", dice el artículo 52 de la Constitución de Santa Fe.

Si Luján resigna su banca porque prefiere el gabinete del ministro De Vido será el segundo diputado testimonial del FpV. Ya el primero fue el intendente de Fray Luis Beltrán, Alejandro Fraga, quien ni siquiera pisó la Legislatura y renunció el 1º de diciembre, veinticuatro horas antes de la sesión preparatoria que eligió a Rubeo y en la asumió su reemplazante en la lista, Adriana Panella, esposa del presidente comunal de Arocena, Osvaldo Lombardi. En el debate, la Cámara aceptó el diploma de Panella, a pesar de que el trámite estaba incompleto, pero lo hizo a pedido de Rubeo, para que la diputada pudiera votar a su ex rival por la presidencia, María Eugenia Bielsa. Desde las elecciones del 24 de julio, Fraga ya era diputado testimonial porque prefería seguir al frente del municipio de Fray Luis Beltrán. Pero ahora parece que no será el único.

El pedido de licencia de Luján a su banca ingresó esta semana a la Cámara.

-﷓Pero esa posibilidad no existe en la provincia de Santa Fe --le planteó Rosario/12 a un asesor de Rubeo.

-﷓Exactamente. Pero como Luján no renunció, no queda otra que cumplir el trámite: darle entrada formal al pedido, girarlo a la comisión de Asuntos Constitucionales y ahí se lo van a rechazar porque ya hay varios antecedentes. Pero como no renunció, tampoco puede asumir su reemplazante, el ex concejal de Santa Fe, Héctor Acuña --contestó el funcionario.

Rubeo y su equipo de asesores saben que el pedido de Luján es inviable. El propio presidente de la Cámara le dijo a su colega que la posibilidad de una licencia no existe en la provincia de Santa Fe, pero Luján la presentó igual. "Por lo tanto, no queda otra que cumplir el trámite, salvo que presente la renuncia antes".

-﷓¿Y cuál fue el argumento que planteó Luján?

-﷓Que no tenía la confirmación en el cargo, que no quería correr el riesgo y ganar unos días hasta estar seguro de que estaba confirmado --respondió la fuente. "Ahora, habrá que seguir los pasos formales. Si no presenta la renuncia, no puede asumir Acuña y además no es una cosa que puede resolver el presidente de la Cámara, lo tiene que resolver el cuerpo. El pedido de licencia tiene que ingresar al recinto, ser tratado por la comisión que seguramente lo rechazará", agregó.

Uno de los antecedentes es el caso de Eduardo Caíto Cevallo, ex ministro de Gobierno de José María Vernet. Eran tiempos del menemismo y de la ley de Lemas. Cevallo había sido electo diputado provincial, pero antes de asumir, Domingo Cavallo lo designó presidente del Ente Regulador de Obras Sanitarias de la Nación, así que hizo lo mismo que ahora intenta hacer Luján: pidió licencia, pero la Cámara la rechazó y lo obligó a renunciar para que asumiera su reemplazante, Nora Galotto.

El artículo 52 de la Constitución santafesina es muy claro: "Es incompatible el cargo de diputado o senador con cualquier otro de carácter nacional, provincial o municipal, sea electivo o no, excepto los cargos docentes y las comisiones honorarias eventuales de la Nación, de la Provincia o de los municipios, que solamente pueden ser aceptadas con autorización de la Cámara correspondiente, o si ésta estuviere en receso, con obligación de dar cuenta a ella en su oportunidad", dice. Y en la última parte agrega: "El legislador que haya aceptado algún cargo incompatible con el suyo queda por ese solo hecho separado de éste".

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Luján espera ser ratificado en Vías Navegables.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.