PSICOLOGíA › DISPOSITIVO DE INCLUSIóN SOCIAL EN EL HOSPITAL ROQUE SáENZ PEñA

Un Puente para crear salud

El Puente nace hace tres años como un espacio de creación que bascula entre la lectura, la escritura y la narración. Incorporó distintas actividades, y hoy cierra el año con una feria en el hall del Hospital, donde venden la producción.

 Por Mónica Mercedes González*

El Puente es un dispositivo que apunta a la inclusión social de pacientes con padecimientos subjetivos graves, muchos de los cuales han transitado por internaciones en hospitales psiquiátricos y que desde hace tiempo transitan por los consultorios del Servicio de Salud Mental del Hospital Roque Sáenz Peña y de Centros de Atención Primaria del distrito Sur y Sudoeste de la ciudad de Rosario.

El Puente nace hace tres años como un espacio de creación que báscula entre la lectura, la escritura y la narración. La idea de puente nos permite pensar en la conexión de un litoral con otro, de un adentro con un afuera, de un país con otro. Es decir dos territorios situados como extranjeros, pero que entre ellos hay una franja llamada frontera. La frontera es un territorio otro, donde se puede tramitar el paso. Entonces estar/participar en el puente puede ser un tiempo necesario de cruce a otro espacio, de adquirir algunas herramientas que permitan la construcción de cierta autonomía para transitar/disponer del espacio urbano o para propiciar alguna construcción colectiva.

Es un espacio sostenido desde la lógica de la desmanicomialización y si bien el Roque es un hospital general, todos sabemos que los manicomios no se definen solamente por los muros del asilo, sino que hay prácticas que lo reproducen. En ese sentido, pensamos que hay que estar siempre atentos a lo que nuestras prácticas producen. La reflexión sobre las mismas es inherente al propio campo de la clínica.

Interrogados por esto, nos encontramos con una población que ha "logrado" cierta estabilización de los fenómenos que padecía pero con mucha precariedad en relación a los lazos sociales, siendo en algunas situaciones el único vínculo el establecido con el efector de salud. Tratamos de pensar, entonces, en la construcción de algún dispositivo que pueda incidir en esta problemática donde se conjuga el arrasamiento simbólico estructural con el producido por la pobreza y la marginación.

Entonces, primero fue un día de encuentro en torno a una lectura, una narración, partiendo del acercamiento de propuestas de trabajo de parte de la coordinación, con la maleabilidad de ir tomando lo que proponen los integrantes y a su vez funcionar como un participante entre otros. Con un mapa inicial es posible disponerse a navegar, construir y encontrar alguna brújula en el diálogo con lo incierto y sostener el lugar de la sorpresa.

La coordinación artística está a cargo de Marcelo Mainini, cientista de la Educación, profesor de Teatro y actor. Algo de la escritura se bordea con el encuentro de los haikus, poemas breves japoneses que sobresalen por su sonoridad. La lectura de Benedetti y su poemario de haikus, el recorte de palabras y su combinación por sonoridad produjo algunos escritos.

El juego de recortar palabras llevó a la construcción de poemas colectivos, encontrando otro soporte en esto de producir en "encuentros del puente pensativo", el nombre del blog que trata de sintetizar algunas producciones e imágenes.

Todo este movimiento llevó a la creación de una Biblioteca en El Puente, donde los que comenzaron ocupando el lugar de pacientes tomaron una posición activa como integrantes de El Puente.

Esto implicó la apertura de otro día de encuentro. Aquí, mientras se clasificaban algunos libros, se compartía una lectura en voz alta, se fue gestando la idea de alguna producción colectiva que tuviera que ver con la fabricación de algún objeto. Surge la inquietud en torno a la creación de velas.

Una de las psiquiatras del servicio, Analía Guillen, toma esta apuesta y comparte su hobbie y la incluye como parte de su práctica hospitalaria. Por lo tanto, trasmite y enseña todos los secretos que conoce sobre la fabricación. Se suman como integrantes también alumnos de una escuela secundaria de la zona que habían elegido participar en un proyecto económico. La profesora de economía, junto con la bibliotecaria de dicha escuela, participan transmitiendo el proceso por medio del cual se llega a calcular el precio de una vela. Para algunos es la primera vez que se piensa en el valor de la hora de trabajo y surge un nuevo modo de nombrarse: "artesanos".

Hoy, cerramos el año de trabajo con una Feria en el hall del Hospital, sito en Laprida 5300 de 9 a 12, donde se encuentran a la venta todo lo producido en el año.

*Psicoanalista. Jefa del Servicio de Salud Mental. Hospital Roque Sáenz Peña.

Compartir: 

Twitter
 

Pacientes que transitan por los consultorios de Salud Mental del Roque construyeron el Puente.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.