SANTA FE › EDUARDO TONIOLLI ASUMIRá COMO PRESIDENTE POR CONSENSO DE LA DEPARTAMENTAL DEL PJ

"La defensa del modelo es innegociable"

El diputado provincial, hijo de un desaparecido, que preside la Comisión de Derechos y Garantías, cree que "el reutemismo nunca fue una corriente sino un liderazgo que se fue diluyendo" y cierra la puerta del peronismo a quienes se fueron al PRO.

 Por Luis Bastús

El diputado provincial Eduardo Toniolli, uno de los principales referentes del Movimiento Evita en Santa Fe, sucederá a fin de mes a Luis Rubeo al frente del Consejo Departamental del Partido Justicialista. Lo hará sin elecciones de por medio, y eso lo considera una virtud propia de la usanza peronista: priorizar el acuerdo para evitar rencores que surgen en las internas. Algún resquemor queda en el vasto continente del peronismo, pero Toniolli trazó una raya: atrás quedó -sostiene- el período en el que aún tallaba el reutemismo. "Eso nunca fue una corriente, sólo un liderazgo que se diluyó", minimizará. Y sentencia que en el mosaico partidario de ahora en más el requisito sine qua non es apoyo incondicional al proyecto de Cristina Fernández. Eso va para Jorge Obeid y también para María Eugenia Bielsa, a quien considera una extrapartidaria. Nada de tibiezas ni terceras posiciones. Por lo tanto, puerta cerrada para los que se fueron al PRO. Este dirigente de 35 años, hijo de un desaparecido, propone cambiar el discurso del PJ para calar en los sectores medios y disputarle la Intendencia al socialismo en las urnas del centro.

-¿Cómo evalúa el panorama del PJ en Rosario?

-Pudimos avanzar en un espacio conjunto que contiene gran parte de lo que es la vida política del peronismo en Rosario: una parte importante del movimiento obrero, representaciones territoriales como presidentes comunales e intendentes, organizaciones sociales y barriales, movimientos de mujeres y fuerte presencia juvenil con la participación de la JP. Forjamos la unidad junto con la otra lista de Marcelo Andrada, del Sindicato de Recolección y Barrido, y algunos otros sueltos que se fueron acercando al acuerdo.

-¿Por qué de esta manera y no con elecciones?

-Intentó ser reflejo del acuerdo provincial. El planteo básico de nuestro sector, el Movimiento Evita y el espacio que conformamos con el sector de Agustín Rossi, fue apostar a la unidad. Si era necesario se iba a ir a elecciones, pero si podíamos acordar en algunos ejes no íbamos a rechazar esa posibilidad de ir al consenso. El eje principal es que quien expresara la conducción del partido justicialista a nivel provnicial y en las departamentales más importantes fueran hombres o mujeres claramente identificados con el proyecto nacional. Por eso apoyamos desde el principio la propuesta de José Luis Freyre.

-El sindicalista municipal Antonio Ratner no entró en el acuerdo y critica que el PJ así vuelve a definir autoridades a espaldas de los militantes.

-Si algo caracteriza a nuestro espacio es el protagonismo de la militancia en lo social, en lo gremial, en lo estudiantil, en lo juvenil. Un objetivo fue no llevar a la estructura partidaria a un desgaste que abriera fisuras. No hay un partido monocolor, tiene matices, pero a diferencia del proceso político anterior a nivel provincial, ahora sostenemos que esos matices ahora no pueden ni dudar acerca de dónde estar respecto del proyecto nacional. Eso sí sucedió antes con el acuerdo provincial, donde finalmente quedó Ricardo Spinozzi como presidente del partido. Ahora, la defensa de la soberanía y la justicia social es innegociable. Los gobiernos de Néstor y Cristina son los que mejor lo han expresado, desde Perón para acá. Jauretche decía: "Dénme un punto de coincidencia y haremos una patria"; lo mismo vale para construir la herramienta política que es el PJ.

-Hablando de matices, ¿cómo analiza el eclipse del reutemismo y su consecuencia para el PJ?

-El reutemismo, como corriente política nunca existió. Hubo un liderazgo fuerte de una figura que concitaba adhesiones pero nunca llegó a estructurarse como corriente. Con el corrimiento de Reutemann de la escena política, con su posicionamiento intransigente contra el gobierno nacional, sin aparición pública, entonces muchos sectores quedaron huérfanos. Algunos, por coincidencia política e ideológica, decidieron irse al PRO y otros buscaron otras referencias.

-¿El obeidismo dónde cabe?

-Obeid ha dicho que forma parte de este acuerdo provincial detrás de Freyre, así que consideramos que ahora adhiere a las candidaturas que se identifican con el proyecto nacional.

-¿Van a tratar de recuperar la fuga de peronistas hacia el PRO o ya las consideran perdidas?

-No vamos a hacer nada por traer de vuelta a aquellos que se identifican con el PRO. El peronismo no tiene que convencer dirigentes, sino que debe convencer a los rosarinos y satnafesinos de que es una alternativa de gobierno en base a la representación de los humildes, los trabajadores, los sectores medios. El que se sienta incómodo, no entra. La línea de corte es la defensa de lo nacional, no vamos a cruzar la vereda para buscar a los descontentos.

-Como opción de poder para 2015, ¿asume a Perotti y Bielsa como figuras emergentes?

-No es momento de hablar de nombres sino de proyectos, porque si no caemos en un planteo electoralista. Obviamente queremos ganar porque es la única forma de transformar la realidad. Pero tiene que ser sobre discutir qué peronismo queremos. Por eso es importante esta discusión en el cierre de listas: la unidad no es el amontonamiento, sino respetar los matices pero sobre ciertos ejes que son los que marcan el proyecto nacional. Si el peronismo recupera la autoestima, con este proyecto tendremos más posibilidades de convencer a la sociedad santafesina.

-¿Cómo es su relación con María Eugenia Bielsa?

-Cordial, una relación de colegas en la Cámara, que no va más allá de eso. Incluso trabajamos juntos en la comisión de Derechos y Garantías.

-¿Acepta su forma de pertenecer al movimiento, o le gustaría que fuera más orgánica?

-El peronismo, dentro del Frente para la Victoria, tiene distintos aliados. Uno puede ser María Eugenia Bielsa o Héctor Cavallero como figuras extrapartidarias identificadas con el FpV. Cada uno trabaja y opina desde esa perspectiva.

-¿La considera extrapartidaria?

-Técnicamente lo es, al no estar afiliada, pero eso no la inhabilita para opinar sobre distintos aspectos de la estrategia que nos planteemos como frente. Y tampoco nos inhabilita a nosotros para disentir, como a veces ha sucedido. Quizás no tengamos en el detalle la misma mirada.

-¿Por qué Rosario vota intendentes socialistas desde 1989?

-Una parte importante de la sociedad rosarina ha creído quizás que el PJ no era una herramienta válida, no entusiasmaba, incluso hasta a los mismos afiliados que quizás han sentido que no los contenía. Evidentemente, estamos ante una oportunidad histórica en este proyecto de país que incluye socialmente, que recupera trabajo, los derechos y dignidad, banderas históricas del peronismo, y ese entusiasmo que genera en la sociedad lo vimos con la estatización de YPF. Hay que convertir eso en la posibilidad de pensar.

-El socialismo votó la nacionalización de YPF...

-Sí, en algunos planos mantuvo un acuerdo discursivo con algunas políticas del gobierno nacional pero es una herramienta política opositora. Lo ha demostrado más de una vez, en el caso de Binner, de Giustiniani, planteos de radical oposición.

-La pregunta apunta al plano local, sobre la hegemonía socialista en la ciudad.

-Sí, hay que recuperar la autoestima. Hay un proyecto de país que está transformando la realidad, podemos hacer lo mismo en Rosario. Y el socialismo ha encontrado la fórmula: no hacer mala elección en los barrios, sin sacar tanta diferencia al PJ donde tenía peso muy fuerte, pero haciendo la diferencia en los sectores medios y medios altos, de las seccionales 1° a la 8°. Tenemos que recuperar la idea de darle a entender a los sectores medios que podemos ser alternativa de gobierno que los incluya en un proceso de integración en una ciudad tan fragmentada. No me gusta hablar de dos ciudades: hay una sola ciudad que está fragmentada, con bolsones de pobreza a minutos del centro, con barrios con todos los privilegios en la periferia y servicios, y con situaciones de anegamientos cuando llueve tanto en el centro como en los barrios más humildes.

En términos más pragmáticos, ellos tienen un discurso estratégico que instala la idea de que los peronistas venimos a llevarnos al centro por delante y lo que consiguieron en estos años de gobierno. Hay que volver a pensar en una ciudad integrada y llamar a conciencia a los sectores más acomodados de la ciudad de que la ciudad no puede sostenerse en el tiempo en temas como la seguridad pública, por ejemplo, con estos grados extremos de desigualdad en servicios y obra pública.

-¿Cree que en el 2015 pueden ganar la Intendencia?

-Es la vocación que nos moviliza, hay que discutir criterios, valores, proyectos y luego nombres de hombres y mujeres.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Toniolli considera que el PJ debe seducir a los sectores medios y altos rosarinos.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.