SANTA FE › VARIEDAD DE NOMBRES EN DANZA PARA OCUPAR LA CARTERA DE SEGURIDAD

La trabajosa búsqueda del ministro

Voceros oficiosos negaron que se convoque a Cuenca, Gaviola
o algún radical de la gestión anterior. Preocupación por la
posible vuelta de Oscar Biaggioni a un cargo de segunda línea.

La sucesión del ministro de Seguridad Leandro Corti disparó ayer un intensa serie de reuniones y consultas con distintos sectores, con variadas miradas, tan amplias que obligaron a voceros oficiosos a salir a marcar el abanico posible: no van a ser llamados los ex ministros Daniel Cuenca ni Alvaro Gaviola, como así tampoco los ex secretarios Horacio Ghirardi ni Enrique Font. "Será un civil --aseguraron desde el gobierno provincial-- pero nadie que haya estado ligado a la gestión de Hermes Binner". Eso dejaría afuera --por ejemplo-- a los dos nombres acercados por el radicalismo: Carlos Iparraguirre, ex secretario de Seguridad y el ex ministro de Obras Públicas Hugo Storero, quien hoy ocupa una de las cinco sillas en el directorio de la EPE. De todos modos, el radicalismo conservaría al subsecretario de Seguridad Pública, Diego Poretti. En tren de sondear a otras fuerzas para encontrar una figura de consenso, el PRO propuso a Manuel García Porta, ex juez santafesino y la intendenta Mónica Fein puso sobre la mesa el nombre de su secretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

La última especulación fue que un actual legislador podría probarse el traje de ministro. De todos modos, el nombre de un ex ministro de una cartera de alto impacto social, que nunca exhibió paladar negro socialista y que nutrió de cuadros a Seguridad, no es mal visto por los equipos de trabajo que armó Corti en su desembarco en Seguridad. Hasta ahora, todo son especulaciones.

Lo que en rigor preocupó y mucho al mismo sector es el nombre de un ex funcionario para la segunda línea, pero con poder absoluto sobre la caja, que ya ocupó ese lugar años atrás. Es el del contador Oscar Biaggioni, quien en diciembre de 2007 fue nombrado por Hermes Binner

al frente de la Subsecretaría de Logística del Ministerio de Seguridad.

El propio diputado nacional Agustín Rossi le apuntó apenas asumido: "Se trata de la misma persona que estuvo durante la gestión de Enrique Alvarez, secretario de Seguridad cuando tuvimos el diciembre trágico. Si éste era el cambio, no parece ser en el mejor. Además, la esposa de este señor está en el Tribunal de Cuentas. O sea, el encargado de las compras tiene a su mujer en el Tribunal de Cuentas, no me parece feliz", había objetado Rossi.

Lo cierto es que Biaggioni ocupó ese cargo hasta diciembre de 2011, cuando Corti desembarcó en Seguridad, y lo corrió de ese sillón privilegiado. Hoy la caja que manejaría por compras diversas, desde pertechos policiales hasta el combustible de los móviles, supera los 500 millones de pesos.

Desde algunos sectores se intentó presentar este nombre como fruto de un acuerdo con un sector del peronismo para avanzar estratégicamente en algunas leyes, pero desde el mismos bloque del PJ lo negaron. Se habla de un sector porque el propio diputado Gerardo Rico lo había denunciado públicamente a días de asumir, en sintonía con Rossi. Lo cierto es que hoy Biaggioni trabaja estrechamente con el senador Armando Traferri, quien lo cobijó luego de que Corti lo corriera del cargo, y es uno de sus asesores de primera línea.

El senador hizo saber este diario que no había propuesto su nombre, pero la imagen pública del legislador y ex intendente de San Lorenzo

visitando Emiratos Arabes, Kuwait y Alemania de la mano del gobernador Antonio Bonfatti hace más creíble la historia, desmentida ayer mismo a este diario.

En rigor, Biaggioni es un técnico. "Es un tipo que te arma una licitación en dos horas" lo definió un viejo compañero. Por si quedaban dudas, manejó la caja de la cartera de Gobierno de la mano de Reutemann y hasta la organización policial Apropol lo premió hace unos años "por los servicios prestados a la familia policial desde su función".

Ya sea fruto de un acuerdo político con un sector del peronismo --negado hasta el hartazgo-- o un guiño hacia la propia fuerza molesta con el punzante accionar de control de Corti, la llegada de Biaggioni ya pronostica escenarios tormentosos: varios de los que acompañaron al saliente ministro prometieron dar un paso al costado de concretarse la llegada.

Muchos especulaban ayer que detrás de un nombre largamente discutido, que ocupará el ministerio llegaría un viejo conocedor de las pasillos, que sobrevivió en el estado desde tiempos de Víctor Félix Reviglio hasta nuestros días.

Compartir: 

Twitter
 

Bonfatti analiza nombres y perfiles para un lugar complicado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.