SANTA FE › MáS DATOS DE LA QUINTA ENCUESTA NACIONAL A ESTUDIANTES DE ENSEñANZA MEDIA 2011.

Pizza, birra, faso y otras cosas más

Ya se conoció que el alcohol está entre los consumos más generalizados entre los jóvenes. Pero también fuman más que hace 10 años y hay mucha curiosidad por los fármacos y percepción de fácil acceso a la cocaína. Es un estudio del Sedronar.

 Por Luis Bastús

La edad de inicio en el consumo de sustancias adictivas -alcohol y tabaco incluidos- en Santa Fe está entre los 13 y 14 años, en ambos sexos. Es el resultado de la encuesta bianual que el Observatorio Argentino de Drogas (OAD) realizó entre 3000 alumnos secundarios de 27 escuelas de la provincia. El estudio reveló el uso abusivo del alcohol como el principal problema de consumo de los jóvenes, que fuman más que los de hace diez años, y que el pico de uso se da durante los fines de semana. También marca como preocupante que el 18% sienta curiosidad de probar drogas ilícitas, y que uno de cada tres perciba que la cocaína es de fácil acceso.

El estudio es la Quinta Encuesta Nacional a Estudiantes de Enseñanza Media 2011, que se realiza desde 2001. Se realizó entre agosto y setiembre del año pasado, y esta semana lo presentó la directora del OAD, Graciela Ahumada, junto al ex diputado Marcelo Gastaldi, actual jefe de gabinete de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, Sedronar. Los alumnos respondieron un cuestionario de manera anónima, en el aula y durante una hora de clase.

El alcohol está por delante, lejos, entre los consumos más generalizados y frecuentes. El 62 por ciento declaró haber bebido durante el último mes. La tendencia se agrava a medida que la edad aumenta. Mientras que las otras adicciones exhiben el siguiente grado de adhesión: tabaco (19%), marihuana (4,5), tranquilizantes sin prescripción médica (2), cocaína (1,8), otras drogas (1,6), solventes o inhalantes (1,2), estimulantes sin prescripción médica (1,1), éxtasis (0,8) y pasta base o paco (0,7).

El 10,2% de los estudiantes relevados consumió alguna droga ilícita en el último año.

La edad de inicio es, en promedio, entre los 13 y 14 años, con alguna mayor precocidad en los varones que en las mujeres. Los pocos casos que admitieron consumo de paco sí marcaron los 12,5 años como edad de inicio. En cuanto a marihuana y cocaína, el promedio de entrada al consumo se ubica entre 14 y 15 años. Además, vale señalar que más del 20% de los chicos que consumen solventes e inhalantes y marihuana, el 30% de los que toman éxtasis, y más del 40% de los que aspiran cocaína son usuarios frecuentes.

Ahumada resaltó que el 70% de los que beben alcohol reconoce haber tomado cinco tragos o más en una misma ocasión. Pero sólo el 25% declaró haberse emborrachado, señal de que para ellos el uso abusivo de alcohol es llegar al extremo del consumo, no antes. El dato preocupa porque esas situaciones propicia la vulnerabilidad de esos chicos y chicas: violencia, accidentes, intoxicaciones, problemas con la ley penal, embarazos indeseados, contagios de enfermedades de transmisión sexual.

La encuesta revela que el consumo ocurre principalmente durante los fines de semana. Si bien arrancan desde los 13 o 14 años, es la franja entre 15 y 16 donde se incrementa el consumo de todas las sustancias. "También en este grupo aumenta el porcentaje de quienes sienten curiosidad y propensión por consumir drogas ilícitas, aunque los valores registrados entre los más pequeños también resultan alarmantes", acotó la responsable del informe. Es que el 18,4% admitió sentir curiosidad por probar. Cifra a considerar si se la relaciona con que el 23,5% dijo que le ofrecieron marihuana, el 11% respondió que le ofrecieron cocaína, 4,7% pasta base y 5,4 éxtasis.

El 42,4% siente fácil el acceso a la marihuana, el 29,2% respecto de la cocaína, 17,7% siente que no es difícil conseguir paco y 15,3% dice lo mismo acerca del éxtasis. "Estas circunstancias de vulnerabilidad deben ocupar un espacio específico en el diseño de políticas preventivas", recomendó Ahumada.

La encuesta indagó entre la motivación de los adolescentes para consumir drogas ilícitas. Así surgió que la primera razón está vinculada a problemas personales, en segundo término influye el entorno de amigos, y en tercer lugar aparece la "búsqueda de placer y diversión".

Volviendo al alcohol, el sondeo confirma la penetración de la cerveza como bebida generacional: entre los que beben, la consume el 70 por ciento, contra un 57,7% que prefiere vino, y 57,1 los tragos combinados. Mientras los varones se vuelcan a las dos primeras bebidas, las mujeres que beben prefieren los tragos. Y siempre, por lejos, durante el fin de semana, más en las famosas reuniones "previas" que en los boliches.

Los que declararon beber alcohol a diario han sido 7,6% (cerveza), 5,1% (tragos) y 4% (vino). Y entre el 19% que declaró fumar, una cuarta parte dice que lo hace todos los días.

En el OAD manejan la categoría llamada "factores de riesgo", variables que influyen en el agravamiento de la problemática. La encuesta hace inferir que repitencia, problemas de conducta en la escuela, ausentismo, si perciben que la exigencia académica o disciplinaria es poca, son factores que están relacionados con el consumo de drogas.

Compartir: 

Twitter
 

Más del 10% consumió alguna droga lícita durante el último año.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.